Muestra retrospectiva «El Arte de Ramiro Dávalos» en el Bellas Artes

Se inaugurará la muestra retrospectiva El Arte de Ramiro Dávalos, el jueves 24 de junio, a las 19, en el Museo de Bellas Artes de Salta (Av. Belgrano 992). Durante este acto, además se llevará a cabo la presentación del libro-catálogo de las autoras Magdalena García Pinto y Leonor Navamuel. Entrada libre y gratuita.

 

La obra plástica de Ramiro Dávalos se desarrolla a partir de sus estudios con Pajita García Bes en Salta y con don Lino Spilimbergo en Tucumán, años que le permitieron alimentar su incipiente actividad creativa con las vanguardias plásticas del arte europeo moderno iniciado por Gauguin, Van Gogh, Cezanne, los fauves, los expresionistas, constructivistas y cubistas, junto a una lectura cuidadosa de Teoría del paisaje de Andre Lothe, recomendada por el maestro Spilimbergo.

Es posible decir que el mayor impacto que Spilimbergo tuvo en la formación de Dávalos fue en la composición y tratamiento del dibujo. Así, la creación de Ramiro Dávalos se asienta fuertemente en una concepción plástica del dibujo, que no se piensa como soporte sino eje central de su pintura. Su dibujo robusto, de trazos firmes, limpios, usualmente resaltado por fuertes líneas expresivas, sobrepuestas, que refuerzan el trazo para lograr una contradictoria síntesis de figuras hieráticas, imbuidas de rasgos estilizados sugerentes de un movimiento espacial.

Podríamos proponer que hay una etapa inicial dedicada a propuestas paisajísticas que exploran temas que serán recurrentes a lo largo de su producción pictórica. Entre estos, figura el paisaje trabajado con una paleta que va enriqueciéndose con colores vibrantes, con predominio de los verdes, los amarillos, los ocres, los azules, tonos que volverán con mayor capacidad expresiva en la última etapa de su trayectoria, como puede observarse en Amanece en San Lorenzo.

Los temas que más explora este artista son los paisajes de los valles de Salta y los habitantes de esas zonas, mujeres y hombres americanos que cortan con sus sobrios, negros, hieráticos perfiles los inquietantes y solitarios paisajes de tierras naranjas, sienas y rojas de la creación davaliana. Expresan una inevitabilidad del destino humano que tiende a reducir a los seres a una existencia mínima, pero sin perder su sentido profundo, tan expresivamente logrado en algunas telas de temas religiosos. Es donde podríamos ubicar las series de los Cristos, de los Bautismos de Cristo y El Cristo entre los pobres, todas tintas, no representadas en esta muestra.

En la última época, Dávalos reintroduce en su paleta vibrantes verdes, azules, amarillos y blancos que tensionan el color en una serie de paisajes que continúa la técnica de la geometrización planimetría para desde lo bidimensional, sugerir un juego de espacios virtuales.

Podríamos decir que Dávalos con sus obras nunca salió de Salta y desde Salta dio mensajes que hacen a lo humano universal. Obras de un gran dibujante que abstrae y geometriza la forma, pero sin dejar la referencia a una realidad de la que sólo toma lo esencial para mostrarnos su verdad, la verdad y belleza de su tierra natal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.