Share:

La Política como mercado y los «picaros» como accionistas

Nuevamente el ingenio personal y el riesgo de apostador trastoco el desastre en un éxito y la Convención de Picaros (ACyS) festeja la representación alcanzada en la Cámara de Diputados y en el Concejo Deliberante.

Repasemos un comentario escrito en julio de este año como respuesta a una nota redactada por un simpático correligionario: Dijimos en ese momento: “Un radical, es muy distinto a un pícaro radical, mientras el primero tiene una contención en la constitución histórica del radicalismo y la política como acción emancipadora, el pícaro radical, puede mutar en socialista, asesor peronista, candidato pepeisista, renovador o empleado del oficialismo de turno, pues su naturaleza es la de ser pícaro, después radical”. El resultado electoral confirma la aseveración anterior.

Con la elección del 27 de septiembre el sistema de partido alcanzo un interesante punto de paroxismo, diluyendo las identidades partidarias, combina estrategias meramente individuales conformando acuerdos, alianzas, frentes electorales al estilo de pequeños consorcios de inversores donde todos apuestan en el mercado, comprando y vendiendo acciones. En este horizonte comercial, el interés social queda muy lejos.

Finalizada la apuesta, el consorcio, puede, en ocasiones, desintegrarse apenas alcanza el éxito o cuando la sociedad comercial –en opinión del accionista más fuerte- no redunda el beneficio que espera.

El presidente del P.J, alentó la lista de un consorcio de apostadores opositores, en tanto que el Gobierno que gano el P.J en la elección de 2007, en cada tiro de suerte sigue y sigue perdiendo el magro capital electoral. El vice gobernador timbea el partido renovador, total ha perdido todo control, es presidente de un consorcio en quiebra.

El consorcio socialista merece un párrafo aparte, alquilo las oficina e intentará vivir de una magra renta prometida. ¿Y el radicalismo?. En el caso del partido radical, el reparto fue realizado hace tiempo, los departamentos del interior, quedaron en manos de algunos “pícaros” que seguirán jugando como representantes de los apostadores más fuertes, pero en la Capital, se abre otra instancia, con Uluncha en el Concejo Deliberante, el juego político puede entrar en una fase muy interesante. Con seguridad, un concejal podrá ayudar a mejorar la situación administrativa del Radicalismo, suponemos que podrá sostener con sus aportes y de los legisladores de Cafayate y Rosario de la Frontera los sueldos adeudados y los gastos de funcionamiento partidario.

Por otro lado, suponemos que podrá constituir un pilar para que la oposición controle la administración municipal justicialista y desarrolle las propuestas enunciadas en la campaña electoral. Sería lamentable -en caso que Uluncha decida pasar a las líneas socialistas- perder un concejal.

Para nosotros es importante que una parte del radicalismo pueda fortalecerse en torno al único concejal de la Capital, esto permitiría pasar en limpio y contrastar (en las próximas internas) las distintas concepciones y métodos para la construcción del poder que circulan entre los radicales.

EL FUTURO SIGUE SIENDO NUESTRO POR PREPOTENCIA DE TRABAJO

LIC. RUBEN EMILIO CORREA
CEL 0387-156854343

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: