Una mano… ¿lava la otra?

Una mano… ¿lava la otra?
Un acto en donde bombos y platillos, un excesivo dispositivo de seguridad que curiosamente no estaba integrado por efectivos policiales, malos tratos a la prensa local, fervor sindical y gremial, mezclados con el entusiasmo de militantes, fueron algunos de los hechos que signaron la tarde.
En una lluviosa jornada que convocó a más de 1800 personas, un número significativo para un acto de la oposición al oficialismo, si no se tuviera en cuenta que un gran número de los asistentes provenían del interior del país (Misiones, Chaco, Catamarca, Capital Federal, entre otros) y un número menor que se dio cita para escuchar a sus artistas por excelencia (Banda XXI, Antonio Rios, La Banda de Lechuga).
El dato a tener en cuenta, fue la presencia de muchos dirigentes y miembros sindicales de nuestra provincia, que mostraron su apoyo y respaldo a su par, el diputado provincial y candidato a vicegobernador Jorge Guaymás.
El eje predominante en los discursos  de los candidatos del Frente Popular para la Victoria, Walter Wayar, Jorge Guaymás, y Nora Giménez, fueron traer a la mesa de debate los temas de las inundaciones  – producto de las fuertes lluvias que azotaron a nuestra ciudad y gran parte de la provincia – las obras públicas, la seguridad, la educación y la salud, puntualmente redundar en el tema de la agenda mediática y política sobre los casos de muerte por desnutrición.
La cereza del postre fue el discurso del tan esperado Hugo Moyano, titular de la CGT nacional, quien según señaló «venimos a brindar el apoyo a uno de nuestros compañeros trabajadores» (haciendo referencia a Guaymás). Posteriormente, en medio del fervor reinante, arremetió, «nunca más un niño ni un anciano deben morir de hambre en Salta». En tanto aseguró «un gran triunfo de Wayar y Guaymás con el apoyo de los trabajadores».
En el cierre de su discurso disparó, “para gobernar una provincia tan hermosa como Salta no hace falta ni basta una cara bonita, sino gestión verdadera en favor de los que más necesitan y de los que menos tienen, con el apoyo de la presidenta Cristina Fernández”.
«Total abandono del Estado»
Con estas palabras, en medio de una caótica e improvisada conferencia, Wayar describió la situación en la que se encuentran muchos sectores de la provincia. «Si antes pasaba, Urtubey buscó ser gobernador para cambiar las cosas. Hoy, solamente se culpa a la pasada gestión» indicó Wayar.
“Yo no soy responsable por las muertes durante la anterior gestión; yo no era el conductor, yo acompañaba” respondió tirando la pelota hacia el ex gobernador Romero cuando fue consultado respecto a las muertes durante su gestión como vicegobernador.
«Me hago cargo de los errores y desacierto que cometí» contestó a las preguntas sobre sus dichos.
«No es un problema cultural, el Estado no sabe entender a la cultura» respondió finalizando el tema.
Finalmente, arremetió contra otro de sus contrincantes por la pelea a la gobernación, Alfredo Olmedo. «Olmedo está donde la plata lo puede todo, no está donde están las necesidades de la gente».
«Las necesidades de la gente no se conocen en Mar del Plata o saliendo con modelos, vedettes o cantantes; se conocen caminando los lugares donde la necesidad está presente» expresó.

wwayar

Un acto en donde bombos y platillos, un excesivo dispositivo de seguridad que curiosamente no estaba integrado por efectivos policiales, malos tratos a la prensa local, fervor sindical y gremial, mezclados con el entusiasmo de militantes, fueron algunos de los hechos que signaron la tarde.  

En una lluviosa jornada que convocó a más de 1800 personas, un número significativo para un acto de la oposición al oficialismo, si no se tuviera en cuenta que un gran número de los asistentes provenían del interior del país (Misiones, Chaco, Catamarca, Capital Federal, entre otros) y un número menor que se dio cita para escuchar a sus artistas por excelencia (Banda XXI, Antonio Rios, La Banda de Lechuga).

El dato a tener en cuenta, fue la presencia de muchos dirigentes y miembros sindicales de nuestra provincia, que mostraron su apoyo y respaldo a su par, el diputado provincial y candidato a vicegobernador Jorge Guaymás. 

El eje predominante en los discursos  de los candidatos del Frente Popular para la Victoria, Walter Wayar, Jorge Guaymás, y Nora Giménez, fueron traer a la mesa de debate los temas de las inundaciones  – producto de las fuertes lluvias que azotaron a nuestra ciudad y gran parte de la provincia – las obras públicas, la seguridad, la educación y la salud, puntualmente redundar en el tema de la agenda mediática y política sobre los casos de muerte por desnutrición.

La cereza del postre fue el discurso del tan esperado Hugo Moyano, titular de la CGT nacional, quien según señaló «venimos a brindar el apoyo a uno de nuestros compañeros trabajadores» (haciendo referencia a Guaymás).

Posteriormente, en medio del fervor reinante, arremetió, «nunca más un niño ni un anciano deben morir de hambre en Salta». En tanto aseguró «un gran triunfo de Wayar y Guaymás con el apoyo de los trabajadores». 

En el cierre de su discurso disparó, “para gobernar una provincia tan hermosa como Salta no hace falta ni basta una cara bonita, sino gestión verdadera en favor de los que más necesitan y de los que menos tienen, con el apoyo de la presidenta Cristina Fernández”. 

«Total abandono del Estado»

Con estas palabras, en medio de una caótica e improvisada conferencia, Wayar describió la situación en la que se encuentran muchos sectores de la provincia. «Si antes pasaba, Urtubey buscó ser gobernador para cambiar las cosas. Hoy, solamente se culpa a la pasada gestión» indicó Wayar.

“Yo no soy responsable por las muertes durante la anterior gestión; yo no era el conductor, yo acompañaba” respondió tirando la pelota hacia el ex gobernador Romero cuando fue consultado respecto a las muertes durante su gestión como vicegobernador. 

«Me hago cargo de los errores y desacierto que cometí» contestó a las preguntas sobre sus dichos. 
«No es un problema cultural, el Estado no sabe entender a la cultura» respondió finalizando el tema.

Finalmente, arremetió contra otro de sus contrincantes por la pelea a la gobernación, Alfredo Olmedo. «Olmedo está donde la plata lo puede todo, no está donde están las necesidades de la gente».

«Las necesidades de la gente no se conocen en Mar del Plata o saliendo con modelos, vedettes o cantantes; se conocen caminando los lugares donde la necesidad está presente» expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una mano… ¿lava la otra?

Una mano… ¿lava la otra?
“Yo no soy responsable por las muertes durante la anterior gestión; yo no era el conductor, yo acompañaba” disparó el jueves el candidato Walter Wayar, en el acto de lanzamiento de su campaña por la gobernación de Salta. Un acto, en donde bombos y platillos, un excesivo dispositivo de seguridad que curiosamente no estaba integrado por efectivos policiales, malos tratos a la prensa local, poco más de 1800 personas, signaron la jornada.
En una jornada que convocó a más de 1800 personas, un número significativo para un acto de la oposición al oficialismo, si no se tuviera en cuenta que un gran número de los asistentes provenían del interior del país (Misiones, Chaco, Capital Federal, entre otros). Pero no todo es gris. El dato llamativo fue la presencia de muchos dirigentes y miembros sindicales de nuestra provincia, que mostraron su apoyo y respaldo a su par, el diputado provincial y candidato a vicegobernador Jorge Guaymás.
El eje predominante en los discursos  de los candidatos del Frente Popular para la Victoria, Walter Wayar, Jorge Guaymás, y Nora Jimenez, fueron traer a la mesa de debate los temas de las inundaciones  – producto de las fuertes lluvias que azotaron a nuestra ciudad y gran parte de la provincia – las obras públicas, la seguridad, la educación y la salud, puntualmente redundar en el tema de la agenda mediática y política sobre los casos de muerte por desnutrición.
La cereza del postre fue el discurso del tan esperado Hugo Moyano, titular de la CGT nacional, quien según señaló «venimos a brindar el apoyo a uno de nuestros compañeros trabajadores» (haciendo referencia a Guaymás). Posteriormente, en medio del fervor reinante, arremetió, «nunca más un niño ni un anciano deben morir de hambre en Salta». En tanto aseguró «un gran triunfo de Wayar y Guaymás con el apoyo de los trabajadores».
En el cierre de su discurso disparó, “para gobernar una provincia tan hermosa como Salta no hace falta ni basta una cara bonita, sino gestión verdadera en favor de los que más necesitan y de los que menos tienen, con el apoyo de la presidenta Cristina Fernández”.
«Total abandono del Estado»
Con estas palabras describió la situación en la que se encuentran muchos sectores de la provincia. «Si antes pasaba, Urtubey buscó ser gobernador para cambiar las cosas. Hoy, solamente se culpa a la pasada gestión» indicó Wayar.
“Yo no soy responsable por las muertes durante la anterior gestión; yo no era el conductor, yo acompañaba” respondió tirando la pelota hacia el ex gobernador Romero cuando fue consultado respecto a las muertes durante su gestión como vicegobernador.
«Me hago cargo de los errores y desacierto que cometí» contestó con nerviosismo las preguntas sobre sus dichos.
«No es un problema cultural, el Estado no sabe entender a la cultura» respondió finalizando el tema.
Finalmente, arremetió contra otro de sus contrincantes por la pelea a la gobernación, Alfredo Olmedo. «Olmedo está donde la plata lo puede todo, no está donde están las necesidades de la gente».
«Las necesidades de la gente no se conocen en Mar del Plata o saliendo con modelos, vedettes o cantantes; se conocen caminando los lugares donde la necesidad está presente» expres“Yo no soy responsable por las muertes durante la anterior gestión; yo no era el conductor, yo acompañaba” disparó el jueves el candidato Walter Wayar, en el acto de lanzamiento de su campaña por la gobernación de Salta. 

Un acto en donde bombos y platillos, un excesivo dispositivo de seguridad que curiosamente no estaba integrado por efectivos policiales, malos tratos a la prensa local,  fervor sindical y gremial, mezclados con el entusiasmo de militantes, fueron algunos de los hechos que signaron la tarde.

Segir leyendo «Una mano… ¿lava la otra?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *