Renunció al bloque del FpV el salteño López Arias

El diputado formará un bloque unipersonal llamado Peronismo Salteño. Aclaró que no es la ley de Medios en particular la que provoca su dimisión, sino «el alineamiento irrestricto que pretende el bloque oficialista». Con esta renuncia, el Frente para la Victoria se quedó con 109 integrantes.

 

El diputado Marcelo López Arias se convirtió en otro legislador que deja el bloque del Frente para la Victoria comandado por Agustín Rossi.

López Arias se había reintegrado al Cuerpo recientemente, tras gozar de una licencia para estar al frente de la Administración Ferroviaria. Tras ello, se sumó al oficialismo, pero venía votando en sentido contrario a las decisiones de la conducción kirchnerista, como lo fue el caso testigo de las facultades delegadas.

El legislador conformará el bloque unipersonal llamado Peronismo Salteño y se suma a las bajas registradas en los últimos tiempos por los tres entrerrianos (Cremer de Busti, Zavallo y Petit) que dejaron el bloque kirchnerista y un jujeño (Martiarena) que también adoptó esa actitud.

López Arias abandonó el Frente para la Victoria, por no aceptar “el alto nivel de confrontación institucional y político, entre los diversos sectores y las distintas fuerzas políticas y el alineamiento irrestricto que pretende el bloque oficialista”, según expresó.

El diputado salteño sostuvo la necesidad de legislar a conciencia y con independencia de criterio defendiendo los intereses de Salta y del país en su conjunto.

Asimismo aseguró que tomó la decisión con absoluta convicción para actuar con total responsabilidad en representación del Partido Justicialista, de Salta y del país. Aseguró que acompañará a la Presidenta en todo aquello que considere constructivo para la Argentina y señaló la necesidad de “avanzar en cambios fundamentales para resolver temas pendientes y generar reglas de juego claras y estables que posicionen a nuestro país”.

La carta a través de la cual el salteño formalizó su renuncia está fechada en el 8 de septiembre y dirigida al diputado Agustín Rossi.

# La misiva

“Me dirijo a Usted a fin de informarle mi decisión de separarme del Bloque Frente para la Victoria para conformar un bloque unipersonal, Bloque Peronista Salteño, decisión que no implica mi pase a la oposición sino la constitución de un espacio desde el cual mantendré contactos con todos los bloques que componen el Parlamento, acompañaré al oficialismo en todo aquello que considere constructivo para nuestro país y fijaré mi posición en los temas que no esté de acuerdo o que afecten los intereses de la provincia que represento.

 “En el país se ha instalado un clima de confrontación que me parece totalmente perjudicial para los intereses del conjunto y del cual no quiero ser parte y en esta dinámica del conflicto nuestro bloque, en una posición que respeto pero no comparto, ha tomado un alineamiento incondicional que dificulta el análisis objetivo de los problemas a resolver y que, sin duda, determina enfoques distintos a los que yo creo necesarios para esta etapa de nuestra historia. Una vez que se ha perdido la visión común, es necesario sincerar las diferencias y no sería leal de mi parte seguir compartiendo la estructura del bloque y votando en contra de lo que resuelve la mayoría del mismo como tampoco voy a dejar de lado mis convicciones porque soy conciente de la enorme responsabilidad que me toca como representante del Partido Justicialista y el pueblo salteño.

 “Nuestro país tiene las mejores posibilidades para consolidar un proceso de desarrollo sostenido, en la medida que recuperemos la confianza y la previsibilidad con políticas de Estado que definan un marco claro y estable de reglas de juego para todos los sectores económicos, políticos y sociales, condición imprescindible para estimular la inversión y el crecimiento. Para esto debemos pacificar los espíritus y recuperar el diálogo con buena fe como un instrumento indispensable de la convivencia democrática.

“Además el Congreso debe recuperar el papel que le corresponde dentro del esquema republicano de división de poderes, recientemente, cuando voté en contra de la delegación de facultades en materia de aranceles de comercio exterior lo hice dejando sentado que lo que más lamentaba es que esta delegación privaba al Congreso de la posibilidad de hacer un aporte responsable con todas las fuerzas de la democracia para dar un corte definitivo, razonable y equilibrado a un conflicto que ya se prolongó demasiado tiempo y que ha costado muchos sinsabores a todos los argentinos.

 “Este paso no implica mi incorporación a la oposición. Deseo el mayor de los éxitos a la gestión de nuestra Presidenta a quien millones de argentinos votamos hace dos años convencidos de que podía iniciar una nueva etapa que consolidando aciertos indudables de la gestión anterior de los presidentes Duhalde y Kirchner fortaleciendo la calidad institucional en un clima de respeto y reencuentro de todos los sectores de la sociedad. Esto es una asignatura pendiente y no me caben dudas que si retomamos los ejes del discurso de la campaña presidencial el pueblo volvería a acompañarnos con la fuerza y el entusiasmo del 2007.

Como mi alejamiento del bloque se da en momentos en que se está discutiendo la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, no es esta ley en particular la que provoca mi decisión. Quiero dejar en claro que desde hace muchos años sostengo la necesidad de sancionar una ley que reemplace a la 22.285 y que ponga límites a la formación de monopolios actuales o futuros en materia de comunicación y, en consecuencia, estoy dispuesto a acompañar el debate de la propuesta oficial, que, sin dudas, tiene aspectos positivos en la medida que se reformulen lineamientos que es necesario reformar para sancionar una buena ley para el conjunto de la sociedad, que sea una garantía para una sociedad democrática y abierta. Por ello tenemos que discutir algunos puntos trascendentales como la absoluta independencia y el control parlamentario de la autoridad de aplicación, los límites infranqueables para que ningún gobierno pueda coartar la libertad de expresión, las pautas de transición que minimicen los juicios contra el Estado y
el aseguramiento de un verdadero federalismo comunicacional a través de la participación equitativa de las provincias.

 “Espero que los compañeros del bloque que con orgullo he integrado durante muchos años sepan comprender mi decisión constructiva, ajena a toda especulación. Aprovecho para reiterarle al Sr. Presidente mi afecto y mi respeto que sostengo, más allá de las diferencias coyunturales, y le deseo el mayor de los éxitos en su vida personal y política.

 “Lo saludo con un fuerte abrazo peronista que pido trasmita a los demás compañeros.

Saludo a Ud. muy atentamente”.

FTE: URGENTE24.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *