Luego de seis meses, sale dictamen por emergencia en Salta

La Comisión de Salud y Acción Social de la Cámara de Diputados de la Nación, firmó hoy el dictamen para que se declare la emergencia sanitaria por 360 días renovables en la ciudad de Tartagal, Salta, luego del alud de febrero de este año.

Aunque, según leyó el presidente de la Comisión, Juan Sylvestre Begnis (FpV-Santa Fe), había más de una decena de proyectos proponiendo la emergencia sanitaria para toda la zona afectada por el alud de este verano –incluso uno con media sanción del Senado- el trámite tuvo que esperar medio año debido a la casi nula actividad del Congreso nacional desde marzo a la fecha.

Por eso es que, a la hora de firmar el dictamen, saltó el detalle que NCN había anunciado la semana pasada: el proyecto consensuado para dictar la emergencia decía textualmente que la misma sería desde el 9 de febrero y por 180 días. 180 días que se cumplen exactamente la semana que viene.

Entonces, se armó el debate. Begnis sostuvo que la fecha no importaba ya que “la ley es retroactiva” y por lo tanto el Ejecutivo iba a tener que enviar los fondos a la provincia de todas maneras. Su compañera de bancada, Susana Canela (FpV-Salta) no pensó lo mismo y propuso ampliar la emergencia por un año “para no quedar en ridículo”.

“Si no ponemos una fecha de partida podrían quedar excluidos todos los damnificados. Lo que yo propongo es aclarar en el texto del proyecto ‘desde que fue el alud’”, sugirió el santafesino. Canela aclaró más: “Si ponemos por un año estarían incluidos los 180 días del proyecto original más los 180 días que vienen”.

Finalmente se resolvió hacer lo que propuso la legisladora salteña: extender la emergencia por 360 días, renovables de ser necesario.

Luego, Mónica Torfe (Partido Renovador de Salta) indicó que podrían tomar de la Emergencia Agropecuaria el artículo que brinda beneficios impositivos para los afectados y la suspensión de los juicios tributarios y desalojos. Begnis se mostró satisfecho de incluir la proposición en el dictamen, y lo mismo opinaron el resto de los diputados presentes.

No tuvo la misma suerte la idea de Ivana Bianchi (FREJULI-San Luis) de declarar zona protegida el área geográfica de la cuenca del río Tartagal para evitar la tala indiscriminada de árboles que, según indicaron en su momento los especialistas y retomó la legisladora puntana, ocasionaron el alud. Begnis, Graciela Gutiérrez (FpV-Santa Cruz) más el resto de los legisladores señalaron que era abrir demasiado el tema, que generaría controversias y que probablemente no pasara rápido por la Comisión de Presupuesto para poder llegar, por fin, al recinto. Además, recordó el presidente de la Comisión, “para eso está aprobada la Ley de Bosques”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *