La lista «Los correligionarios primero» se baja de las primarias

La lista «Los correligionarios primero» se baja de las primarias
Está es la carta con la que la lista «Los Correligionarios Primero» desiste de las primarias.
«Por la presente comunicamos a los correligionarios de Salta y a los ciudadanos en general que la lista “Los Correligionarios Primero” desiste de su participación en las elecciones primarias ante los sistemáticos impedimentos que se han opuesto a nuestra pretensión de dirimir democráticamente y en igualdad de condiciones las postulaciones en la Unión para el Desarrollo Social, alianza que en nuestra provincia han conformado la UCR y el partido Propuesta Salteña.
La Cámara Nacional Electoral ha resuelto luego de 16 días –la ley le imponía dictar el fallo dentro de las 72 horas- que es válido establecer preferencias entre las listas que participan en la elección primaria y que solamente una de las tres oficializadas puede anexar con la categoría de diputados nacionales la boleta del precandidato a presidente Ricardo Alfonsín.
La decisión impone a nuestra lista que compitamos no solamente contra precandidatos locales a legislador nacional, lo que es válido, sino que exige que confrontemos impropiamente con la figura del precandidato presidencial. Es obvio que, también, se genera confusión en el ciudadano que debe votar el próximo 14 de Agosto.
Reinvindicamos la postura originariamente asumida y que pregona la necesidad de que sea un radical el que encabece la lista de precandidatos a diputados nacionales por Salta. La selección, a nuestro criterio, no puede pasar por el tamiz mercantilista ni por el capricho de interpretar guarismos estadísticos que lindan con el absurdo.
La actitud asumida por las autoridades partidarias del radicalismo salteño ha resultado lamentable en tanto se tradujo en el sacrificio de la autonomía distrital y el sometimiento para con las imposiciones de la dirigencia nacional que negoció una lista “oficial” en desmedro de los derechos de todos los correligionarios que quisieron participar de la elección primaria.
Prometieron dar preeminencia a los radicales y finalmente entregaron el único lugar expectante de la lista a un extrapartidario; se opusieron recientemente a la injerencia nacional para terminar sofocando a la Convención Provincial mediante la intervención; dijeron garantizar la compulsa democrática para luego firmar acuerdos que aseguraron el privilegio; sacrificaron los espacios propagandísticos que paga el gobierno para evitar que las listas que no fueron bendecidas pudieran difundir su propuesta; se proclamaron como legalistas para luego avalar la proscripción y la arbitrariedad y disfrazaron de institucionales sus incursiones proselitistas en el interior de la Provincia transitando por los senderos institucionales más lúgubres. En síntesis, quienes invocaron el principismo en abstracto fueron los cómplices de la compraventa de una candidatura que se lleva girones de identidad y coherencia partidarias.
Agradecemos a los dirigentes que hasta último momento mantuvieron su apoyo aún cuando la elección se insinuaba como inequitativa y las demoras judiciales iban socavando las expectativas. Continuamos con la misma visión de las cosas y empeñados en que el radicalismo va a recuperarse cuando muestre confianza en sus propias filas y evite los atajos electorales y el encandilamiento de ofertas de advenedizos de la política.

uluncha_saravia

Está es la carta con la que la lista «Los Correligionarios Primero» desiste de las primarias.


«Por la presente comunicamos a los correligionarios de Salta y a los ciudadanos en general que la lista “Los Correligionarios Primero” desiste de su participación en las elecciones primarias ante los sistemáticos impedimentos que se han opuesto a nuestra pretensión de dirimir democráticamente y en igualdad de condiciones las postulaciones en la Unión para el Desarrollo Social, alianza que en nuestra provincia han conformado la UCR y el partido Propuesta Salteña.

La Cámara Nacional Electoral ha resuelto luego de 16 días –la ley le imponía dictar el fallo dentro de las 72 horas- que es válido establecer preferencias entre las listas que participan en la elección primaria y que solamente una de las tres oficializadas puede anexar con la categoría de diputados nacionales la boleta del precandidato a presidente Ricardo Alfonsín.

La decisión impone a nuestra lista que compitamos no solamente contra precandidatos locales a legislador nacional, lo que es válido, sino que exige que confrontemos impropiamente con la figura del precandidato presidencial. Es obvio que, también, se genera confusión en el ciudadano que debe votar el próximo 14 de Agosto.

Reinvindicamos la postura originariamente asumida y que pregona la necesidad de que sea un radical el que encabece la lista de precandidatos a diputados nacionales por Salta. La selección, a nuestro criterio, no puede pasar por el tamiz mercantilista ni por el capricho de interpretar guarismos estadísticos que lindan con el absurdo.

La actitud asumida por las autoridades partidarias del radicalismo salteño ha resultado lamentable en tanto se tradujo en el sacrificio de la autonomía distrital y el sometimiento para con las imposiciones de la dirigencia nacional que negoció una lista “oficial” en desmedro de los derechos de todos los correligionarios que quisieron participar de la elección primaria.

Prometieron dar preeminencia a los radicales y finalmente entregaron el único lugar expectante de la lista a un extrapartidario; se opusieron recientemente a la injerencia nacional para terminar sofocando a la Convención Provincial mediante la intervención; dijeron garantizar la compulsa democrática para luego firmar acuerdos que aseguraron el privilegio; sacrificaron los espacios propagandísticos que paga el gobierno para evitar que las listas que no fueron bendecidas pudieran difundir su propuesta; se proclamaron como legalistas para luego avalar la proscripción y la arbitrariedad y disfrazaron de institucionales sus incursiones proselitistas en el interior de la Provincia transitando por los senderos institucionales más lúgubres.

En síntesis, quienes invocaron el principismo en abstracto fueron los cómplices de la compraventa de una candidatura que se lleva girones de identidad y coherencia partidarias.

Agradecemos a los dirigentes que hasta último momento mantuvieron su apoyo aún cuando la elección se insinuaba como inequitativa y las demoras judiciales iban socavando las expectativas.

Continuamos con la misma visión de las cosas y empeñados en que el radicalismo va a recuperarse cuando muestre confianza en sus propias filas y evite los atajos electorales y el encandilamiento de ofertas de advenedizos de la política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *