Escudero: “la estrategia del oficialismo es que el Senado no sesione”

La legisladora negó que la modificación del impuesto al cheque vaya a desfinanciar al Gobierno nacional, porque “por la subestimación del crecimiento en el presupuesto tendrán 50 mil millones de pesos extra”.

Una vez más, el arco opositor no alcanzó el quórum propio y fracasó el intento por debatir en el Senado la coparticipación del impuesto al cheque y el pliego de la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont.

La senadora salteña Sonia Escudero, del Peronismo Federal, sostuvo que “la estrategia del oficialismo es que el Senado no sesione, no dar el debate, a pesar de que sabían perfectamente que no teníamos el número necesario para aprobar las reformas en la ley del cheque, porque la Constitución exige mayoría absoluta, es decir hacían falta 37 votos”.

Pero, además, les dio un mensaje a sus pares del Frente para la Victoria : “se han creído el cuento de que estamos desfinanciando al Gobierno Nacional cuando solamente por la subestimación del crecimiento de la economía -prevista según el presupuesto 2010 en 2,5%, mientras que las proyecciones indican que rondará el 4,5- el Ejecutivo va tener para gastar, alegremente, por fuera del presupuesto, 50 mil millones de pesos. Nosotros estamos pidiendo la distribución a las provincias de una cifra muy inferior” (unos 10 mil millones de pesos adicionales).

“Esa es la discusión que tiene que darse en el Senado que el oficialismo no quiere dar, y tampoco quieren debatir acerca de la independencia del Banco Central, porque de eso se trata el pliego de (Mercedes) Marcó del Pont”.

Los senadores del arco opositor convocaron a una nueva sesión para el próximo miércoles a las 14, y para asegurarse la presencia del oficialismo, y evitar un nuevo fracaso, exigieron que se tomen medidas contra los legisladores ausentes. Pidieron que se los convoque por los diarios a los ausentes, citando sus nombres y las provincias que representan.

Además, a propuesta de la senadora Escudero, decidieron que en caso de incumplir con la obligación de asistir a la sesión, “se les aplicará un descuento en sus dietas correspondiente al 20% por cada inasistencia”.

En caso de reincidencia, incluso podrían recurrir al uso de la fuerza pública, recurso que también está previsto en el reglamento interno del Senado.

Luego de la frustrada sesión, los senadores opositores hicieron algunas reflexiones más en conferencia de prensa. Hablaron de que el oficialismo quiere “boicotear el funcionamiento del Senado”, que se estaba “afectando la división de Poderes” y que la estrategia de dejar sin  quórum las sesiones era una “actitud antidemocrática”. No obstante, ratificaron su firme decisión de bajar al Recinto todos los miércoles para intentar sesionar para cumplir con su responsabilidad y de seguir buscando los consensos necesarios para sacar de esta virtual parálisis en la que está envuelto el Senado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *