“El kirchnerismo nos está llevando a ser un país pobre y caótico” opinó Romero

Derroche. El ex gobernador de Salta y actual Senador Nacional, dijo que el Gobierno quiere hacerse de las reservas del Banco Central para continuar con un “festival de corrupción y de dispendio” hasta el 2011.



Mientras espera que la Corte Suprema de Justicia libere el uso de las reservas del Banco Central para pagar deuda externa, el Gobierno guarda su carta más fuerte para aprobar el Fondo del Bicentenario: los votos del Senado.

“Confío en que el Peronismo Federal, los radicales y las otras fuerzas de la oposición le pongamos un freno al Gobierno y decirles: basta de dilapidar”.»

de las reservas del Banco Central para pagar deuda externa, el Gobierno guarda su carta más fuerte para aprobar el Fondo del Bicentenario: los votos del Senado. Allí el oficialismo confía en tener el número suficiente para aprobar el decreto 2010/09 de Cristina Kirchner por el cual se creó el cuestionado fondo.

Sin embargo, el senador por Salta del Peronismo Federal espera que los distintos bloques de la oposición puedan frenar este embate de la Casa Rosada sobre una institución como el BCRA. En una entrevista exclusiva con EL LIBERAL, el ex gobernador de Salta cargó contra la gestión kirchnerista, al señalar que se quedó sin recursos y que quiere hacerse de las reservas para seguir un despilfarro. Advirtió que de lograrlo, el Ejecutivo puede destruir la moneda argentina y hacer volver a vivir al país una de sus mayores pesadillas: la hiperinflación.

 

¿La oposición podrá hacerle frente a los números del oficialismo en el Senado?

-Usted sabe que si bien es cierto al renovarse la Cámara de Senadores por tercios no hubo recambio tan grande como la de Diputados, creemos que si no se produce un quiebre de esa hegemonía caprichosa del Gobierno, estaremos con problemas porque va a seguir siendo el Senado una escribanía de los designios del Gobierno central.

 

¿Cuáles son los riesgos si se aprueba el DNU y se utilizan las reservas del BCRA?

-Este Gobierno se apoderó de los fondos de las provincias a través del Impuesto al Cheque, de las retenciones al campo, del fondo de los jubilados con la disolución de las Afjp. Como no le queda recursos para subsidiar y hacer dispendio, ahora creyeron que encontraron un tesoro que son las reservas. Pero la Argentina que debe ser un país, con la inflación que tenemos, uno de los dos o tres países del mundo con más inflación, que vivió la hiperinflación en la década del 80, en el gobierno de Alfonsín, encontró como solución técnica la autonomía del Banco Central. La principal función del Banco Central es preservar el valor de la moneda que es muy importante. La moneda si hay inflación no vale nada y si la moneda no vale nada, el salario tampoco vale nada y la gente que tiene ingresos fijos como jubilados o los asalariados es cada vez más pobre.

 

Hiperinflación

El senador puso la voz de alerta ante los gobiernos populares, demagogos, -tal su definición del kirchnerismo- que creen que las reservas son para “reventarlas” y gastarlas. “Están equivocados, vamos a volver a la hiperinflación, vamos a volver al desabastecimiento. ¡Qué gracioso!, una vez que se acabe vamos a tener hiperinflación y ninguna reserva”, advirtió enfáticamente.

Señaló que en la época de hiperinflación no había ningún peso de reserva y que en el gobierno de Alfonsín, había desesperación para que se venda la embajada Argentina en Japón para poder tener “un poquito de reserva” en el Banco Central. Romero dijo que habrá un escenario similar de dramático si los Kirchner consiguen esos fondos de la entidad monetaria.

 

¿Cómo analiza el voto de Cobos en la Bicameral, de cierta manera avalando la postura oficial?

-Lo de Cobos fue muy confuso, se equivocó. El radicalismo también dudó al principio, aquí no se trataba de defender a Redrado sino de ponerle un freno al Gobierno como fue la resolución 125 con el tema del campo. Pero bueno, si hay gente que se cambie por dinero, seremos parte de consolidar este despojo que está haciendo el kirchnerismo. Yo confío en que las fuerzas de la oposición le pondremos un freno al Gobierno y decirles: basta de dilapidar, no destruyan la moneda argentina, no destruyan lo poco que nos quedan y dedíquense a gobernar en el poco tiempo que le quedan que son dos años.

 

¿Considera necesario reformar la Carta Orgánica del BCRA para mejorarla?

-No hay nada que mejorar, la Carta Orgánica del Banco Central está bien como está, como se hizo. Lo que pasa es que la política es la que va a decidir sobre la Carta Orgánica, la política es la que va cambiando todo. Si la quieren cambiar, va a ser para que el Banco Central se dedique a destruir la moneda, gastarse el dinero y el Gobierno seguir con el festival de subsidios, el festival de corrupción, el festival de dispendio, de gasto. Eso es lo que el Gobierno quiere hacer.

 

-Con respecto a la compra de dólares por parte de Néstor Kirchner, ¿considera que la Justicia tiene que investigar si hubo delito?

-Claro, pero no hay que analizar la compra, sino la tenencia de esos dólares, cómo puede ser que una persona que vivía de su pensión (como ex presidente), nos enteremos que de un día para otro puede comprar dos millones de dólares. Es eso lo que hay que analizar, el origen de los fondos. Creo que así como algún día los derechos humanos nadie se atreverá en el futuro a violarlos, algún día habrá que hacer sembrar el escarmiento para que nadie cometa semejante cantidad de actos de corrupción como se está viendo en este último tiempo.

 

Fte ElLiberal

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *