85º aniversario de creación de la Policía de Salta

 

En el tradicional marco del monumento al general Martín Miguel de Güemes se realizó esta mañana el acto central por el 185 aniversario de creación de la Policía de Salta.

 

 

La ceremonia se inició con la llegada del gobernador Juan Manuel Urtubey, quien fue recibido por el ministro de Gobierno, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Francisco Kosiner, y el jefe de la Policía , Humberto Argañaraz. Posteriormente los funcionarios pasaron revista a los efectivos formados e iniciaron las actividades conmemorativas.

Durante el acto y en nombre del Gobierno provincial, el ministro Kosiner felicitó a los integrantes de la fuerza policial y resaltó que el plan de seguridad provincial se lleva adelante por la gestión de cada uno de los efectivos que compone la Policía de Salta. “El Plan de seguridad no es sólo palabras, sino que se manifiesta en acciones concretas”, resaltó el funcionario.

Detalló que hay 1.600 policías en formación con un nuevo y moderno plan de estudios que se cursa en una escuela con infraestructura acorde a los nuevos tiempos. Destacó además la lucha que se realiza contra el delito, logrando el secuestro de 1.700 kilos de estupefacientes: contra el narcotráfico fueron realizados 1.600 procedimientos, 1.994 detenciones y se desbarató 600 bocas de expendio.

También remarcó que en la lucha contra la explotación sexual y laboral, la Provincia creó una división especial que es modelo en la Argentina. En esa área, lograron 71 rescates, 35 detenciones y 30 procedimientos con éxito.

Resaltó el trabajo en la prevención de accidentes de tránsito que realiza la división policial respectiva, que ha triplicado su capacidad operativa con la inauguración de la Delegación en Salta de la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Kosiner cerró su discurso señalando que en materia de seguridad “no hay área que no se haya transformado, ni inversión más grande en recursos humanos e infraestructura, en la historia de la provincia”.

Por su parte, el jefe de Policía Raul Argañaráz instó a los efectivos a trabajar con profesionalidad, vocación de servicio y compromiso, a fin de lograr que la institución sea fuerte, creíble, confiable y eficiente. Hizo especial mención a la familia policial, “que nos da la fuerza necesaria para afrontar el día a día de la tarea de ser policía”.

En el acto la invocación religiosa a cargo del capellán de la fuerza, Horacio Rivadeneira, dio paso al minuto de silencio por los caídos en cumplimiento del deber. Los efectivos que se destacaron en su tarea recibieron distinciones por parte de funcionarios y miembros de la plana mayor policial. El acto cerró con el desfile tradicional de los efectivos y el posterior brindis en las instalaciones del Club 20 de Febrero.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *