Rechazan un amparo con el que se pretendía revisar la desadjudicación de una vivienda

El Juez de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, Marcelo Domínguez, rechazó un amparo a través del cual se pretendía que el Instituto Provincial de la Vivienda restituyera una casa que había sido desadjudicada por una decisión administrativa del organismo provincial.



El IPV dispuso, por resolución 304/10, rescindir el contrato de suscripción por la cual se le adjudicó una vivienda a una familia, ya que estos no ocupaban el inmueble. Esto fue corroborado incluso el 4 de noviembre del año pasado, cuando se diligenció el mandamiento de desalojo librado por orden de la presidenta del IPV, Adriana Krumpholz, ocasión en la cual la escribana del organismo certificó que la casa estaba sin habitar y sin muebles ni elementos de cocina, entre otras manifestaciones del abandono del bien.

La familia fue notificada de esto y en el acta posterior, renunció a toda acción y/o derecho que pudiera corresponder contra el IPV, manifestando incluso que “nada tiene que reclamar por ningún concepto al organismo provincial”. Incluso estos instrumentos fueron incluidos entre la prueba del amparo.

Ante dichas circunstancias, el Juez sostuvo que «no cabe más que el rechazo de la presente acción, en mérito al consentimiento de la amparista brindado respecto de la actuación del ente autárquico demandado aquí cuestionada, manifestado no sólo a través de la omisión de interponer los recursos administrativos y judiciales ordinarios, sino fundamentalmente mediante sus expresiones vertidas en el acta de fecha 11 de noviembre de 2010”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *