Ragone: No será trasmitido en directo

Ragone: No será trasmitido en directo
El Tribunal Oral Federal, dispuso ayer que el desarrollo cotidiano de las audiencias del juicio por Ragone no podrá ser transmitido ni por medios radiales ni televisivos.
Como ocurrió con el juicio por el escribano Aldo Melitón Bustos que concluyó en abril del año pasado, las cámaras y los micrófonos, sólo podrán funcionar en el inicio de las audiencias, en los alegatos y en la lectura de la sentencia.
La disposición fue tomada por Snopek, el fueguino Luis Giménez y el tucumano Carlos Jiménez Montilla, que tendrán a su cargo determinar la responsabilidad de ocho imputados por el secuestro de Miguel Ragone -cuyo cuerpo nunca apareció- el 11 de marzo de 1976, en un hecho en el que también murió el comerciante Santiago Arredes.
Sin embargo, la «grabación magnetofónica», quedará a cargo del Instituto Nacional de Cinematografía Argentina, por intermedio del Programa «Memoria Colectiva e Inclusión Social».
A través de resolución que se conoció ayer, los jueces dispusieron prioridades para la asignación de lugares en el juicio: primero se dispondrán asientos para familiares de las víctimas y de los imputados, luego para integrantes de organismos de derechos humanos, en cuarto lugar para representantes de instituciones públicas y privadas, y sólo en cuarto lugar para los periodistas acreditados.
Para el Tribunal, esas decisiones responden a la necesidad de equilibrar la «administración de justicia», con la libertad de expresión, en tanto, la próxima semana, Snopek y el presidente de la Corte de Justicia, Guillermo Posadas, firmarán un convenio para la utilización de la Sala de Grandes Juicios, con capacidad para unas 80 personas.
Allí las audiencias comenzarán a las 8.30 y se realizará también en horario vespertino, aunque se realizarán semana de por medio.
Según se informó oficialmente, los jueces acordaron el uso de ese espacio hasta agosto de este año, cuando los jueces creen que puede terminar el juicio. Sin embargo, fiscales y abogados que intervienen en la causa estiman que el juicio se podría extender por lo menos hasta fin de año.
En la causa están imputados el ex jefe del III Cuerpo de Ejército, Luciano Benjamín Menéndez; el ex jefe de la Policía, Miguel Gentil; el ex jefe de seguridad de la Policía, Joaquín Guil; el ex vocero de la Triple A, Javier Zanetto, y los ex policías, Andrés del Valle Soraire, Pedro Javier Herrera, y Nelson Herrera.

ragone

El Tribunal Oral Federal, dispuso ayer que el desarrollo cotidiano de las audiencias del juicio por Ragone no podrá ser transmitido ni por medios radiales ni televisivos.

Como ocurrió con el juicio por el escribano Aldo Melitón Bustos que concluyó en abril del año pasado, las cámaras y los micrófonos, sólo podrán funcionar en el inicio de las audiencias, en los alegatos y en la lectura de la sentencia.

La disposición fue tomada por Snopek, el fueguino Luis Giménez y el tucumano Carlos Jiménez Montilla, que tendrán a su cargo determinar la responsabilidad de ocho imputados por el secuestro de Miguel Ragone -cuyo cuerpo nunca apareció- el 11 de marzo de 1976, en un hecho en el que también murió el comerciante Santiago Arredes.

Sin embargo, la «grabación magnetofónica», quedará a cargo del Instituto Nacional de Cinematografía Argentina, por intermedio del Programa «Memoria Colectiva e Inclusión Social».

A través de resolución que se conoció ayer, los jueces dispusieron prioridades para la asignación de lugares en el juicio: primero se dispondrán asientos para familiares de las víctimas y de los imputados, luego para integrantes de organismos de derechos humanos, en cuarto lugar para representantes de instituciones públicas y privadas, y sólo en cuarto lugar para los periodistas acreditados.

Para el Tribunal, esas decisiones responden a la necesidad de equilibrar la «administración de justicia», con la libertad de expresión, en tanto, la próxima semana, Snopek y el presidente de la Corte de Justicia, Guillermo Posadas, firmarán un convenio para la utilización de la Sala de Grandes Juicios, con capacidad para unas 80 personas.

Allí las audiencias comenzarán a las 8.30 y se realizará también en horario vespertino, aunque se realizarán semana de por medio.

Según se informó oficialmente, los jueces acordaron el uso de ese espacio hasta agosto de este año, cuando los jueces creen que puede terminar el juicio. Sin embargo, fiscales y abogados que intervienen en la causa estiman que el juicio se podría extender por lo menos hasta fin de año.

En la causa están imputados el ex jefe del III Cuerpo de Ejército, Luciano Benjamín Menéndez; el ex jefe de la Policía, Miguel Gentil; el ex jefe de seguridad de la Policía, Joaquín Guil; el ex vocero de la Triple A, Javier Zanetto, y los ex policías, Andrés del Valle Soraire, Pedro Javier Herrera, y Nelson Herrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *