La justicia analiza una queja interpuesta por la defensa de Guillermo Capellán

La Corte de Justicia de Salta analiza una queja interpuesta por la defensa técnica de Guillermo Capellán en la causa donde se le imputa a éste el delito de “abuso sexual por aprovechamiento de la inmadurez sexual de un menor”, tramitándose en la actualidad la excusación de uno de los miembros del Alto Tribunal y la recusación planteada contra otro en esas actuaciones.


Ambos planteos fueron realizados el año anterior, pero hasta la fecha no pudo constituirse el Tribunal con jueces ad hoc para su estudio ya que sucesivamente se inhibieron de actuar los jueces de Cámara Raúl Román, Julio Víctor Pancio, Susana Sálico de Martínez y Antonio María Morosini. Estas últimas excusaciones también deberán resolverse una vez que pueda integrarse la Corte.

El recurso de queja fue planteado por la defensa técnica del imputado Capellán contra la decisión adoptada por la Cámara de Acusación Sala II que confirmó el auto de elevación a juicio de la causa dispuesto por el Juez de Instrucción Formal de Primera Nominación, Martín Pérez.

Formalmente, la queja se puede plantear cuando existiera la posibilidad de que hubiera sido mal denegado un recurso anterior, en este caso la casación.

La queja en trámite en la Corte de Justicia no contempla, en consecuencia, el análisis del expediente principal en la causa citada. Por ello, la causa caratulada como “Capellán, Guillermo por abuso sexual por aprovechamiento de la inmadurez sexual de un menor”, se encuentra –por disposición de la Cámara Cuarta en lo Criminal que hizo lugar el pasado 24, a la nulidad del decreto de elevación a juicio solicitada por el fiscal- en poder del tribunal originario, el Juzgado de Instrucción Formal de Primera Nominación.

Cabe aclarar que independientemente la causa siguió su curso. En ese contexto el requerimiento de juicio de fecha 12 de junio de 2006 fue el último acto interruptivo de la prescripción; así siendo el delito imputado el del artículo 120 del Código Penal, cuya pena máxima es de seis años, la causa prescribiría el 12 de junio de 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *