Mejores condiciones de detención para mujeres y menores en Tartagal

El Juez de Cámara en lo Criminal de Tartagal, Ricardo Martoccia, en su condición de Juez de Ejecución de Sentencias, intimó a la Secretaría de Seguridad y a la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios para que adopten las medidas necesarias y pertinentes para la provisión de raciones diarias de alimentos en condiciones de cantidad y calidad suficientes para las mujeres y menores alojados en el Cuerpo Femenino y la Unidad de Protección al Menor de la Unidad Regional 4 de la ciudad norteña.

Lo hizo al resolver un Hábeas Corpus Colectivo y Correctivo presentado por la Defensora General de la Provincia, Adriana Arellano la Defensora de Cámara, María Lorena Babicz y la Defensora Oficial Penal 2, Alicia del Valle Luna.

En el Cuerpo Femenino de Tartagal permanecen alojadas las mujeres a disposición judicial. Para ello, el edificio cuenta con una sola celda de cuatro por cuatro metros, dos baños y una ducha, además de una pileta de cemento. El edificio no cuenta con un área de recreación o esparcimiento ni un comedor específico. La Unidad de Protección al Menor, en tanto, cuenta con dos celdas con capacidad de cinco alojados en cada una. El edificio no cuenta con gas natural ni instalaciones para gas envasado, motivo por el que no hay posibilidades de tener agua caliente.

Respecto de la insuficiencia de las raciones diarias, el Juez de Cámara Martoccia sostuvo que resultan “ampliamente insuficientes que va en detrimento del desarrollo físico y mental de las mujeres y en especial de los menores, toda vez que al sufrir la carencia de alimentos, no sólo privamos a los mismos del respeto que merecen y la dignidad inherente a la persona humana sino, que atentan contra todos los derechos emergentes de la Declaración Universal de los Derechos del Niño contemplados en el artículo 75 inciso 22 de la Constitución Nacional que tiene plena operatividad en nuestro país y que por ese motivo corresponde diligenciar y ordenar inmediatamente a las autoridades responsables para que se provea de los alimentos en la cantidad y calidad necesaria de los internos tanto femeninos como menores que se encuentran en dicha unidad operativa”.

La cuestión edilicia

Paralelamente el Juez de Cámara de Tartagal, Ricardo Martoccia exhortó al Poder Ejecutivo para que a través del Ministerio de Finanzas y Obras Públicas culmine en los plazos preestablecidos las obras del nuevo edificio destinado al Cuerpo Femenino y la Unidad de Protección al Menor de la Unidad Regional 4 de Tartagal. La ejecución de tales obras había sido ordenada en 2008 por la Jueza en lo Correccional y de Garantías 2 de Tartagal, Sandra Sánchez.

El Juez sostuvo al respecto que mantener a seres humanos en las condiciones de hacinamiento “constituye por sí mismo un trato degradante, también contrario a la dignidad humana, que se intensifica, todavía más, cuando se combina con las falencias en materia de luz, ventilación, higiene, lugar en dónde dormir, alimentación, lugares de recreación y mobiliario necesario, mínimo e indispensable”.

El plazo originalmente establecido para la habilitación de las mejoras en el edificio del Cuerpo Policial Femenino, es junio. El avance aproximado de ejecución de trabajos, es del 70 por ciento. El magistrado en su resolución advirtió sobre la necesidad que la entrega de la obra incluya el mobiliario necesario, camas y colchones ignífugos, entre otras cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *