Desalojan de la toma municipal a manifestantes de comunidades wichis de Santa Victoria Este

Tal como lo adelantó en el día de ayer el integrante de una de las comunidades originarias, Abel Mendoza, por medio de un audio:

las comunidades originarias fueron desalojadas a la medianoche de la toma del edificio municipal de Santa Victoria Este.

El desalojo, realizado casi sobre el filo de la medianoche, fue ordenado por el juez de Garantías de Tartagal Nelson Aramayo, a pedido del fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón.

Así lo informó además Pagina12, los desalojados denunciaron que un hombre resultó con un brazo fracturado, se trata de Leopoldo Gabi, de la comunidad wichí Alto La Sierra, de donde es oriundo el intendente Rojelio Nerón, a quien cuestionan los manifestantes.

Mendoza relató que los policías les exhibieron un papel y enseguida entraron y les quitaron los teléfonos celulares. Luego, a empujones y golpes, los sacaron del edificio municipal. «Ya tenían estudiado como nos iban a hacer, nos han quitado los teléfonos, nos han secuestrado y nos entregaron cuando estábamos afuera, después de los golpes, todo».

«Echaron al suelo la olla y la comida, y las mujeres fueron manoseadas». Fue «totalmente un abuso», denunció el vocero, quien en distintos audios que envió a través de Whats App y en comunicación directa con Salta/12 se manifestó preocupado por el secuestro de una bandera argentina «grande» que tenían consigo y que les fue quitada por los policías. «Ellos se reían, se tironeaban la bandera argentina, que pareciera que era una cosa de títeres, y nosotros no entendemos qué es lo que pasó». «Dijeron que somos indios de mierda, que estamos ahí haciendo complicar a la gente, decían que nos iban a matar porque no servimos para nada, se reían», sostuvo.

fuente: Pagina12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *