Un policía y un civil imputados por el robo de transformadores y cobre con arma de fuego

El fiscal penal de la Unidad Fiscal contra Robos y Hurtos, Pablo Rivero, imputó a Marcos Antonio Fernández, de 34 años y a Zacarías David Quipildor, de 29, por el delito de robo calificado por el uso de arma de fuego. La investigación se enmarca en otra, de mayor magnitud, por el robo de transformadores en Capital y municipios del Valle de Lerma.

Para avanzar en la imputación, el fiscal Rivero tuvo en cuenta que el 14 de octubre último, el agente de la Policía de la Provincia, Zacarías Quipildor y Marcos Fernández, ingresaron al local comercial Metal Salta, dependiente de Metalnort, portando armas de fuego, y una vez adentro, ejerciendo violencia física sobre el damnificado sustrajeron: un monitor, una mochila que contenía una billetera con una tarjeta de débito; cuatro de crédito y otros elementos; además de $70.000 de la caja fuerte y $5.000 de la caja registradora. También robaron cobre valuado en $50.000 y dos teléfonos celulares.

Según declaró el empleado de la empresa, uno de los imputados le apuntó en la sien y tras decirle: “quedate quieto sino te voy a meter un plomazo, metete adentro”, lo llevó hacia la oficina y lo arrojó al piso. El segundo, se colocó sobre el denunciante, le tomó las manos y lo ató a la altura de los tobillos. Los delincuentes huyeron en un auto sin patente y el empleado logró desatarse, para avisar primero a supervisores de la empresa y luego, al Sistema de Emergencias 911. En su testimonio, el empleado recordó que vio al mismo conductor y vehículo en cuatro o cinco oportunidades en 2019, cuando fue con otras personas a vender cobre. El mismo empleado realizó una denuncia previa en Villa El Sol hace unos meses, por robo de cobre.

El 19 de octubre, el encargado de la sucursal Metalnor informó sobre dos personas que fueron a vender cobre, de características similares a los denunciados el 14. La encargada observó que una de las bolsas era similar a la sustraída cinco días antes en Metal Salta. Ambos fueron detenidos en el lugar.

A los detenidos se les secuestró dinero, varios celulares, un estuche con 14 juegos de llaves combinadas (comprado con una de las tarjetas robadas), prendas de vestir con manchas de aceite, herramientas, jabalina tipo barreta de metal de 1,5 metro de largo, una barreta de hierro de 1 metro de largo, sogas, bolsas con bobinados de cobre, atados de alambre de cobre, una pistola marca Bersa Tunder calibre 9×19, dos armas largas tipo aire comprimido y el automóvil utilizado para los robos (según el análisis de las cámaras).

El mismo día, se registró el robo de dos transformadores en El Carril y el fiscal investiga si los imputados estuvieron involucrados en otro robo de transformadores ocurrido en Cerrillos. Ambas investigaciones, se enmarcan en una de mayor magnitud en la que la UNICROH cuenta con el aporte de la División de Robos y Hurtos de la Policía de la Provincia, a cargo del comisario Chocobar.

El costo de los transformadores oscila entre los 50.000 y 100.000 dólares, cada uno.
fuente: fiscales penales salta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *