No a todos los pacientes se puede trasfundir plasma, el equipo médico determina en qué casos resulta procedente

Así lo recomienda el Ministerio de Salud de la Nación, de acuerdo con los primeros resultados obtenidos en el ensayo clínico de esta terapia alternativa.
La cartera sanitaria nacional dio a conocer las primeras conclusiones sobre el uso experimental de plasma de personas recuperadas de COVID-19 para tratamiento de pacientes que cursan la enfermedad.

Al respecto, emitió recomendaciones en el sentido de aplicar esta opción terapéutica a pacientes con menos de 7 días de inicio de la enfermedad, que presenten criterios clínicos y de laboratorio que ameriten internación, signos de agravamiento, saturación de oxígeno superior a 93% respirando aire ambiente y requerimiento de oxígeno suplementario.

Esto significa que no a todos los pacientes se puede trasfundir plasma, siendo el equipo médico el que determina en qué casos resulta procedente este tratamiento.

El Ministerio de Salud de la Nación informó que la evidencia internacional y los resultados del ensayo que dirige el hospital Italiano indican que la transfusión de plasma de pacientes recuperados no resulta eficaz en pacientes con neumonía, con saturación de oxígeno menor al 93% y otros parámetros médicos.

No obstante, debido a la dinámica en los conocimientos sobre el comportamiento del coronavirus causante de COVID-19, las recomendaciones están en revisión permanente y por lo tanto, sujetas a modificaciones.

En este marco, se continúa alentando a las personas recuperadas a donar plasma, para avanzar en las investigaciones sobre el grado de eficacia de su uso en pacientes con COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *