Mañana dictan el fallo del juicio por la desaparición del escribano Aldo Melitón Bustos

La sentencia del primer juicio que por delitos de lesa humanidad se desarrolla en nuestra Capital por el secuestro y desaparición del escribano Aldo Melitón Bustos se conocerá mañana, según lo anunció hoy el Tribunal Oral Federal de Salta, tras la conclusión de la etapa de alegatos. En sus alegatos el abogado Pablo Tobío pidió hoy la absolución de su defendido, Luis Angel Gastón Zírpolo, quien era el jefe del Regimiento Monte 28 del Ejército, en Tartagal, al momento del hecho, ocurrido el 2 de febrero de 1978.


Posteriormente, el tribunal, encabezado por Roberto Frías e integrado por Jorge Luis Villada y Marta Liliana Snopek, anunció que la audiencia de mañana se desarrollará a partir de las 10, cuando los dos imputados tendrán la última palabra y luego se dará a conocer la sentencia correspondiente.

Bustos fue secuestrado por un grupo comando en su casa de la ciudad de Tartagal, a 365 kilómetros al norte de Salta Capital, el 2 de febrero de 1978 frente a su hijo Raúl, quien en ese momento tenía 16 años.

Por el hecho están imputados los militares retirados Luis Angel Gastón Zírpolo y Carlos Alberto Arias, por el delito de «privación ilegítima de la libertad, agravada por el empleo de violencia y por su duración, en concurso real con el delito de homicidio doblemente calificado en grado de partícipe primario».

«Estamos esperanzados en lo que pasará mañana, porque creemos que durante el proceso se pudo probar el secuestro de Aldo Melitón Bustos y que fue Arias quien lo secuestró, bajo las órdenes de
Zírpolo, quien era el jefe del Regimiento de Tartagal al momento del hecho», dijo a Télam la abogada querellante, Tania Kiríaco.

Kiríaco y el abogado David Leiva, quienes integraron la parte querellante del juicio, pidieron condena de reclusión perpetua y cárcel común y efectiva para los dos imputados al momento de exponer sus alegatos, hace una semana. De la misma manera, el fiscal Eduardo Villalba solicitó condena de cadena perpetua para Zírpolo y Arias, a quienes consideró de «autor mediato» y «autor material», respectivamente.

Por su parte, el defensor oficial de Arias, Federico Petrina, pidió la absolución de su defendido, pero luego solicitó al tribunal que si lo condenaba sea por la figura de privación ilegítima de la libertad y la aplicación de una pena equivalente a los cuatro años que lleva de prisión preventiva.

El primer juicio que por crímenes de lesa humanidad se realiza en Salta comenzó a fines de noviembre y a casi cinco meses y tras el paso de medio centenar de testigos, entre quienes se destacaron el ex gobernador de Salta, Roberto Augusto Ulloa y su secretario de Gobierno, Jorge Oscar Folloni, mañana llegará a su fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *