Entrevista al ING. JOSE LUIS GARCIA. Revisor de Higiene y Seguridad del Consejo de Profesionales

Entrevista al ING. JOSE LUIS GARCIA. Revisor de Higiene y Seguridad del Consejo de Profesionales (COPAIPA), sobre la situación edilicia en Salta con respecto a las construcciones antisísmicas.

¿Qué funciones tiene el COPAIPA con respecto a la construcción de viviendas antisísmicas?

A partir de la Ley 5556 del año 1980, el COPAIPA tiene la responsabilidad de verificar todos los proyectos que se presenten en toda la provincia. Los planos van primero a la municipalidad que corresponda y cumpliendo de acuerdo al código urbanístico, llegan a esta institución el plano de estructura y el plano de electricidad, viendo que el proyecto cumpla las normas sísmicas vigentes. Una vez que tiene el visto bueno nuestro, vuelve a la municipalidad y con la aprobación final de ellos, se comienza la obra.

¿Y ustedes tienen el control de esa edificación?

No. El poder de policía le corresponde a cada municipio y eso esta especificado en la ley. Nosotros no podemos entrar en una construcción a verificar y controlar el cumplimiento de lo especificado en el proyecto aprobado. Por eso se exige que haya un profesional a cargo en cada obra, que es el que figura como el director técnico de la misma.

En nuestro trabajo vemos en el papel que se cumplan con las medidas mínimas de exigencia y la otra parte de que se cumpla en los hechos, corresponde a los órganos de control municipal. A veces realizamos ese trabajo, pero ha pedido de la municipalidad.

Si la municipalidad no cumple con el control de la obra, que da bajo exclusiva responsabilidad del profesional a cargo.

Se dice que el COPAIPA es el responsable de ese control, ¿entonces no es así?

De ninguna manera, y uno lo puede vislumbrar a partir de que se paga una tasa, un derecho de construcción, que es para solventar los gastos de la inspección. Se paga y recién se presenta los planos de la obra.

La ley vigente es a partir del año 1980, ¿Qué pasa con los edificios y casas que fueron construidos antes de ese año, que tipo de control tienen?

No era obligación la presentación para una verificación previa de los planos, pero estimamos que cumplían con las normas vigentes de ese momento y eran presentados en la municipalidad, pero no se verificaba si cumplía todos los requisitos, directamente quedaba bajo la responsabilidad del profesional responsable de la obra.

¿Históricamente, antes de la ley 5556, se construían edificaciones teniendo en cuenta la zona sísmica o era más una cuestión del profesional o del inversor de la obra?

Ya se empezaba a hablar de la zonificación de la república en cuanto a las más o menos riesgosas respecto a los sismos. En las NA80, que fueron proyectos de normas, se empezaba a hablar de la significación sísmica y se zonifico las zonas de acuerdo a las de más riesgo. Mendoza es zona 4, la de mayor riesgo ya Salta le corresponde la 3, en un territorio que abarca más o menos desde Metan y Rosario de la Frontera, en dirección hasta Oran y que llega hasta San Salvador de Jujuy.

¿Hay alguna diferencia en las construcciones de acuerdo con algún criterio de seguridad?

Si, cada edificación tiene un poco más o menos de seguridad, según el papel que le corresponde. Los aeropuertos, los hospitales tienen estructuras más solidas por el papel que cumplen. El hospital, ante un sismo demasiado fuerte debe ser el último en caer, ya que ante una emergencia de catástrofe, uno recurre a ese edificio para los primeros auxilios o atención compleja. Se tiene en cuenta todas las consideraciones para cada tipo de estructura y de acuerdo a la función que cumple.

¿El sismo del fin de semana pasado tuvo la intensidad para causar daños importantes o estos no sucedieron porque las construcciones esta hechas para aguantar la situación?

Las dos cosas. Pudieron haberse producidos daños importantes, porque la escala de 6.1 de Richter es muy fuerte. Los cálculos están hechos para que hasta los 7.5 las estructuras a ese nivel no sufran daños de consideración, es decir que no sufra un colapso. De lo que se ocupa la ingeniería sísmica es de resguardar la vida humana, aunque después la estructura haya que tirarla. Se debe dar tiempo a la gente que pueda resguardarse para rescatarla. Construir un edificio que no sufra daños sería tan caro que nadie construiría.

¿Cuál fue el nivel de daños sufridos en este sismo?

Oficialmente no tenemos ninguna denuncia o comentario de daños importantes. Por supuesto que hay paredes agrietadas o daños menores. En la construcción está previsto que las paredes sean flexibles y se revienten, pero que la estructura siga en pie, que pueda tener movilidad, para evitar un derrumbe rápido con consecuencia de pérdida de vidas humanas. Nuestro trabajo es de prevención antes del sismo. El problema viene con el después.

¿Eso significa que no hay medidas preventivas una vez ocurrida una catástrofe para llevar adelante la situación?

No sé si estamos preparados para enfrentar una catástrofe. No hay una educación ni información suficiente para realizar evacuaciones en caso de que ocurra algo grave. Ni en edificios ni tampoco se traslada esa información a las escuelas, siendo los niños los principales que deben aprender, ya que lo tienen muy presente y esa enseñanza se fija, actuando en su momento en consecuencia.

Teniendo en cuenta el patrimonio histórico edilicio de Salta, ¿hay medidas de seguridad para proteger los mismos?

A medida que se interviene n los edificios históricos, se le van haciendo los refuerzos necesarios, como por ejemplo, es lo que está pasando en la Casa de Leguizamón, aunque el trámite que se realiza ante la nación lleva 31 años y no se puede terminar de mejorar la casa de una vez. Pero en realidad es bastante noble la construcción antigua y oficialmente hay daños menores en las mismas, teniendo en cuenta los años y el tipo de construcción.

¿En la provincia de Salta, hay diferentes niveles de riesgo sísmico según el lugar?

La zona más crítica, denominada zona 3, abarca desde Metan y Rosario de la Frontera, pasa por el valle de Lerma, la mitad de Anta, la Candelaria y llega hasta Oran. Hacia el norte en dirección de la capital jujeña. Todo lo que lo rodea es zona 2 con una intensidad más baja y la parte de Rivadavia o sea el Chaco Salteño, es de baja peligrosidad o sea zona 1.

¿Qué análisis hace sobre lo ocurrido y las consecuencias?

Bueno, hemos tenido suerte y también se demostró que hay construcciones que están hechas con seriedad y teniendo en cuenta las características de la región. A veces cuando se habla sobre los gastos de las construcciones, hay que tener en cuenta que la estructura requiere el 30% de la inversión, no es tan caro como parece en comparación, o sea que sería muy negligente que alguien ahorre en esa etapa de la obra, para poner un piso carísimo u otro detalle de lujo arriesgando la seguridad total de la construcción.

Por otro lado, la gente debe tratar de estar lo más tranquila posible y esperar que algunas cosas se normalicen, como por ejemplo las comunicaciones, que es lo primero que se corta y en su desesperación por saber algo no se da cuenta de la situación. Para ello es necesario que se brinde información para saber cómo actuar en una situación similar.

Mucha gente fue a la catedral, que fue abierta. ¿No corría riesgo? Otros edificios como el Hotel Salta o el Victoria, por su antigüedad ¿Son seguros a su apreciación?

Se critico mucho la apertura de la Catedral, pero ese edificio esta reforzado y tiene un mínimo de seguridad. El hotel Salta por tener una construcción de ladrillos macizos, también tiene solidez para estos casos y el Victoria tiene una construcción de hormigón que es bastante noble y resistente. Asimismo siguiendo con edificios que son de hospedaje de turistas, todos los edificios nuevos tienen una solidez antisísmica.

Respecto a las casas de adobe, ¿cuál es su nivel de riesgo?

Las construcciones viejas de adobe, en su mayoría, no sé si sabiendo o teniendo idea de la región sísmica, están bien construidas, con bloques anchos y resistentes, pero su problema principal es el mantenimiento, como cualquier construcción. Particularmente la humedad, externa e interna corroen al material y pierde resistencia, tanto el adobe, como el cemento, el hierro, etc. La construcción primigenia puede ser buena pero sin mantenimiento se cae en algún momento.

CONSULTA A HOTELES

En la mayoría de los casos los responsables fueron renuentes a dar una información en forma oficial, pero se pudo saber extraoficialmente que la mayoría tiene una estructura antisísmica segura (a la luz de los resultados) que de alguna manera se corrobora con la opinión del profesional consultado en el COPAIPA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *