En la Capital comenzó a regir el sistema de fotomultas

Se sancionará toda infracción referida a exceso de límite de velocidad, luces bajas apagadas y estacionamiento en doble fila, lugares no permitidos, rampas y/o sendas peatonales.

Con un marcado descenso de la velocidad de los vehículos en las avenidas Banchik y Bolívar, comenzó a regir desde ayer el sistema de fotomultas. Esta modalidad permitirá tener un mayor control de los excesos de velocidad, mal estacionamiento y falta de luces bajas encendidas.

El secretario de Tránsito y Seguridad Vial del Gobierno de la Ciudad, Carlos Caruso, se mostró muy conforme con la puesta en marcha del sistema de fotomultas, al tiempo que explicó que hoy se puso en marcha la parte administrativa del sistema, y que hoy ya se comenzarán a realizar las multas.

Los cinemómetros fijos ubicados sobre las avenidas Banchik (a la altura de COPROTAB) y Bolivia (altura del monumento al Quirquincho) se encuentran perfectamente señalizados a los efectos de que tanto salteños como turistas sepan que la velocidad y la circulación con luces bajas encendidas, sobre esas avenidas se encuentran controladas por equipos especiales. En el resto de la ciudad, diariamente circulan vehículos de la Secretaría ploteados con la leyenda “Control de velocidad”, equipados con cinemómetros móviles y pistolas VICE (Verificadores de Invasión de Carriles Exclusivos). Estos aparatos de última generación verifican la velocidad de circulación en las calles y avenidas, así como el estacionamiento en lugares habilitados para tal fin. Al detectar alguna irregularidad como exceso de velocidad o mal estacionamiento, de inmediato toman una fotografía que luego llega al domicilio del titular registral del vehículo, con la multa correspondiente a la infracción cometida.

Cinemómetros y pistolas VICE
Los cinemómetros fijos están instalados sobre avenida Banchik, a la altura de la COPROTAB, y sobre avenida Bolivia, a la altura del monumento al Quirquincho. En cada carril existen espiras que se activan al momento de detectar que un vehículo cruzó a mayor velocidad de la permitida para ese lugar, lo que paralelamente activa la cámara de foto ubicada en lo alto del cinemómetro. En la foto que posteriormente se convertirá en prueba irrefutable de la infracción cometida, se puede observar el vehículo, su chapa patente, su color, fecha, hora y velocidad a la que circulaba en ese momento.

Respecto a las fotomultas por no circular con las luces bajas encendidas, las cámaras que poseen los cinemómetros fijos se activan de forma automática ante cada vehículo que circula por el lugar. Posteriormente la memoria es desencriptada para la evaluación final de las fotos y el envío por correo de las fotomultas.

En cuanto a los cinemómetros fijos, son portados y manejados por los inspectores de la Secretaría de Tránsito y Seguridad Vial que fueron capacitados en abril pasado. Al detectar mediante la computadora de los cinemómetros el exceso de velocidad, ellos toman la fotografía correspondiente. Luego, esa memoria sigue idéntico proceso al de la memoria de los cinemómetros fijos, hasta convertirse en una multa.

Las pistolas VICE son Verificadores de Invasión a los Carriles Exclusivos, es decir que le permiten al inspector que las maneja tomar fotografías de infracciones al estacionamiento. Con estas pistolas, los agentes uniformados podrán tomar fotografías (2 en 4 segundos) que reflejen infracciones tales como estacionamiento en doble fila, en bocacalles o sendas peatonales, sobre rampas para discapacitados o en lugares prohibidos como paradas de taxi, colectivo, ambulancia, etc. Las fotos son bajadas luego para migrar al Tribunal Administrativo de Faltas y convertirse en fotomultas que llegarán, al igual que las de los cinemómetros, al domicilio del titular registral del dominio o vehículo infractor.

Multas por incumplimiento a la Ordenanza 14.395
La ciudad cuenta con un Régimen de Contravenciones y Sanciones por Faltas Cometidas, donde se encuentran tipificadas y nomencladas todas y cada una de las multas que corresponde a cada infracción cometida a la normativa municipal en materia de tránsito y seguridad vial. Allí, como en el artículo 86, se establece la Unidad Fija como método de sanción para determinar el monto de la multa. El valor de la Unidad Fija equivale al menor precio de venta al público de un litro de nafta especial, fijado por el Automóvil Club Argentino.

Los conductores que incumplan la normativa vigente, circulando a una velocidad superior a la establecida, serán pasibles de multas que van desde las 150 a las mil unidades fijas, mientras que quienes estacionen en lugares no habilitados para tal fin o prohibidos podrán recibir en su domicilio una foto-multa con valores que van de 50 a 300 unidades fijas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *