Concejales PPS exigen urgente tratamiento de un proyecto

 

FOTO DE ARCHIVO

Proyecto para anular la designación de Álvaro Ulloa como Defensor del Pueblo. Los concejales del PPS exigen su inmediato tratamiento.

 

Roque Rueda y Virginia López afirman que está en juego la eventual nulidad de todo lo actuado por el Defensor en más de dos años de gestión.

Los concejales del Partido Propuesta Salteña (PPS) cursaron una nota al presidente del Concejo Deliberante, Raúl César Álvarez, quien también preside la Comisión de Labor Parlamentaria, solicitando que el proyecto ingresado como expediente 135-0236 “sea tratado en la sesión del día miércoles 10 de marzo”.

El mencionado proyecto propicia que el Concejo Deliberante de Salta declare la nulidad de tres resoluciones relacionadas con la puesta en funciones de la Defensoría del Pueblo y la designación de Álvaro Ulloa como titular de la misma.

“Sin entrar a hacer consideraciones jurídicas o políticas sobre el proyecto, las que expondremos oportunamente, estimamos que el asunto debe ser tratado en forma urgente, sin dilación alguna”, manifiestan los ediles de Propuesta Salteña.

Explican que, “en primer lugar, lo que está en juego es, ni más ni menos, la eventual nulidad de todo lo actuado por el Defensor del Pueblo en más de dos años de gestión”.  Citan como ejemplos, las gestiones judiciales relacionadas con la inconstitucionalidad del aumento del gas y una serie de intervenciones en defensa de ciudadanos particulares, entre las que se cuentan varios procesos de amparo en los que se demandó a diversas obras sociales por falta de cobertura de prestaciones esenciales.

“Sea cual sea la resolución a la que el Cuerpo arribe respecto del proyecto en cuestión, es indudable que el asunto debe ser resuelto de forma rápida, sin quedar sujeto a especulaciones de coyuntura política”, expresaron los concejales Roque Rueda y Virginia López, firmantes de la misiva.

Una nota similar y con el mismo propósito, fue remitida al presidente de la Comisión de Legislación General, concejal Ariel Burgos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *