Asistencia a familias y diversos trabajos por la tormenta que cayó en la Capital

Desde el municipio de salta se desplegó un operativo de asistencia en la ciudad, tras la intensa tormenta de lluvia y viento anunciada por las alertas del Servicio Meteorológico Nacional que dejó un total de 4 milímetros caídos contabilizados en forma parcial por la Estación Meteorológica.

A las 19:57, de ayer, se registró la ráfaga más intensa del temporal con 56 km/h provocando caída de árboles, de ramas de gran porte, de postes de servicios públicos y daños en algunos domicilios.

En ese sentido, el equipo de primera respuesta de la Subsecretaría de Gestión Integral de Riesgos realizó relevamientos de puntos críticos del Mapa de Riesgo como de los principales ríos que atraviesan la ciudad, canales, desagües pluviales, bocas de tormentas y sectores donde se producen anegamientos.

En tanto, el río Vaqueros presentó un crecimiento de su caudal sin generar daños en la ribera cercana a los barrios colindantes; el Arenales también presentó un aumento de su caudal, pero sin provocar inconvenientes en ningún sector de la ciudad; en la zona Sur el río Ancho, en el límite con Cerrillos, estuvo con su cota al máximo, pero sin desbordes.

En el protocolo de relevamientos, el personal municipal constató que los canales que atraviesan la ciudad funcionaron al tope de su caudal permitiendo aliviar la carga pluvial que desembocaba desde distintos sectores. Sin embargo, la constante presencia de bolsas de residuos, escombros y desperdicios provocaron anegamientos en los imbornales, rejillas y desagües que se encuentran instalados en las calles y avenidas.

Zona Oeste y sur las más afectadas

A medida que avanzaba la noche y que el tiempo lo permitió los equipos del municipio centraron su accionar en la zona Oeste y Sur de la ciudad, donde la incesante caída de granizo y de agua generó daños en viviendas, voladuras de techos precarios, anegamientos parciales de calles, árboles caídos, postes que cedieron a raíz de las intensas ráfagas y vehículos que tuvieron que ser auxiliados o remolcados.

Fueron 15 las familias asistidas de esa zona y contenidas por agentes municipales que recibieron ayuda dentro del protocolo de abordaje ante situaciones de emergencias.

El operativo de asistencia y contención desarrolló tareas de relevamiento en viviendas de los barrios: Puerto Argentino, Asunción, San Silvestre, Virgen del Rosario de San Nicolás, Costa Azul, El Cambio, Jesús María, Martín Miguel de Güemes, Palermo, Roberto Romero, Divino Niño, Los Sauces, San Isidro, Palmeritas, Bicentenario, Gustavo Leguizamón y La Loma, entre otros.

En la zona Sur se registraron llamadas de vecinos de los barrios: Santa Ana, El Tribuno, Intersindical, Aráoz, Hipódromo y de comunidades vecinales cercanas al límite con Cerrillos.

Se trabajó en forma articulada y conjunta con personal de la Secretaría de Desarrollo Humano, de Ambiente y Servicios Públicos, de Protección Ciudadana acompañados por Defensa Civil, Policía de la Provincia, Bomberos Voluntarios, grupos de rescate, colaboradores y vecinos que se sumaron a las acciones de asistencia a los más afectados.

Árboles caídos

Con otro de los grupos de la Subsecretaría de Gestión Integral de Riesgos se procedió al corte, retiro y despeje de árboles y ramas de gran porte que obstruían la vía pública en Leguizamón y Vicente López, San Juan al 1300 y Alvear al 600. En total los operadores recibieron 17 incidentes relacionados directamente a este tipo de situaciones.

Otro equipo se desplazó hasta barrio Vicente Solá, a verificar una vivienda con daños y peligro de derrumbe en el Pasaje Rangel al 300. En el lugar se realizaron tareas preventivas. Por otro lado, otra cuadrilla intervino en un domicilio de barrio Solís Pizarro por anegamiento realizando el drenaje del caudal acumulado. Durante la noche se verificó en el domicilio de calle Ramón Acosta al 1200 de barrio La Loma los daños en el interior de una vivienda donde se dañó el techo con peligro de derrumbe y la caída de ramas de gran porte en el fondo del inmueble.

En zonas del micro y macrocentro personal de la empresa prestataria del servicio de recolección de residuos procedió a retirar una importante cantidad de desechos y bolsas de residuos que fueron arrojados desaprensivamente provocando que el agua no pudiera ser desagotada como corresponde en la boca tormentas, imbornales y rejillas.

El secretario de Protección Ciudadana Nicolás Kripper trazó un balance de las actuaciones realizadas y destacó que “se reforzaron los equipos para permitir recuperar la normalidad en la ciudad tras el paso del temporal logrando responder a los múltiples pedidos de los vecinos “.

“Durante la noche hemos seguido con los relevamientos y mantendremos guardias activas en cada punto crítico de la ciudad”, finalizó el funcionario.
fuente: municipalidad salta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *