Sacrificio y emoción en la entrega de viviendas del IPV en Nazareno

El IPV entregó viviendas en Nazareno, departamento Santa Victoria, hasta donde es muy difícil llegar y donde la vida cotidiana es realmente dura. “Los pobladores de este lejano pueblo de la Provincia hacen enormes sacrificios para acceder a la casa propia”, afirmó el presidente del IPV, Marcelo Ferraris. También destacó la labor de la Unidad Ejecutora, nexo indispensable para que las obras avancen en el interior.

El Instituto Provincial de Vivienda entregó viviendas en Nazareno, que fueron construidas con un diseño enmarcado en el paisaje y adecuado a la idiosincrasia de su población. Las diez viviendas entregadas a los adjudicatarios de Nazareno significaron una inversión de casi 2 millones del Programa Provincial Mi Casa.

La casa elegida para la entrega simbólica fue la de Carlos Herrera, nativo de Nazareno, quien tiene cuatro hijos y se desempeña como capataz general de la Municipalidad. Con su trabajo, aportó a la construcción de todas las casas y la propia. “Es un orgullo porque hace 17 años que trabajo en el municipio, pero con el IPV recién llegó la ayuda en los últimos años”, dijo Herrera, visiblemente emocionado. Sostuvo que la casa será para sus hijos “a los que pude mandar a estudiar con mucho esfuerzo: uno es profesor de educación física, otro policía y mi hija mujer, enfermera”, dijo Herrera. Además recordó que hasta ahora, residía en una casa precaria de adobe. “Antes teníamos que ir a la zafra para ganarnos los pesos para hacernos una casita, ahora tenemos esta posibilidad”, celebró Herrera.

En tanto, Carmen Mamani, un ama de casa cuyos hijos estudian, contó que su marido es jornalero en el Ingenio San Martín y que están “contentos, porque nos cuesta menos la casa del IPV, que hacerla con nuestras propias manos”.

Por su parte, el presidente Marcelo Ferraris recalcó el sacrificio de las familias adjudicatarias, pero también el esfuerzo del equipo del IPV y la Municipalidad, ya que las obras y la dificultad para llevar los materiales desde Salta, implicaron un trabajo más intenso que en otros puntos de la geografía provincial.

“Es un orgullo poder estar acá y compartir con ustedes esta entrega de viviendas, y 20 núcleos húmedos”, dijo Ferraris y afirmó que el gobernador Urtubey le pidió “especialmente que les haga llegar un fuerte abrazo”.
“Para el IPV es un fuerte compromiso la descentralización de la vivienda social en toda la Provincia y estas casas son el resultado de un trabajo conjunto con la Municipalidad”, dijo Ferraris, y pidió a las familias que cuiden sus nuevos hogares.

También agradeció especialmente a la Unidad Ejecutora de Programas Descentralizados del IPV, cuyos integrantes son el nexo con el interior, para generar los proyectos, supervisarlos y garantizar la calidad de las obras que a la vez, aseguren la mejor calidad de vida de las familias.
Finalmente, anunció nuevas soluciones habitacionales, módulos y viviendas para Nazareno, que serán construidas próximamente.

Las viviendas fueron edificadas en terrenos de los beneficiarios, con una inversión total de $1.897.335. Cuentan con dos dormitorios, cocina, baño y lavadero externo, con una superficie cubierta de 45m2. Se encuentran emplazadas en los barrios San Marco, el Bañado, Campo la Cruz y Pueblo de Nazareno.​

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *