Fiestas clandestinas y reuniones sociales permiten infraccionar a los concurrentes y organizadores

Esta madrugada efectivos de Comisaría Nº 31 de la ciudad de Rosario de la Frontera fueron alertados sobre una fiesta en una vivienda del barrio Avellaneda. Al arribar observaron gran cantidad de personas que salían desde el interior de una vivienda y se dispersaron logrando demorar a 16 personas. La fiesta habría sido organizada mediante redes sociales, se cobraban entradas y expedían bebidas alcohólicas. 12 mayores y 4 menores dieron infraccionados.

Por el hecho tomó intervención la Fiscalía de Rosario de la Frontera.

En Joaquín V. González, efectivos de Comisaría N° 50, detectaron durante la madrugada una fiesta de cumpleaños en barrio San Antonio, de la fiesta participaban aproximadamente 30 personas que fueron infraccionados por transgredir la normativa sanitaria vigente.

Durante la madrugada del domingo uniformados de Comisaría N° 18 en Chicoana, guiados el alto volumen de la música, constataron la presencia de una reunión social en una propiedad ubicada en ruta provincial 33, en el lugar infraccionaron a 32 personas por transgredir la normativa sanitaria vigente dispuestas para evitar la propagación del COVID-19.

El ultimo operativo se realizó cerca de las 4 de la madrugada en Rosario de Lerma, donde el personal de Subcomisaría San Jorge detectó una reunión social infraccionando a tres personas por ingesta de bebidas alcohólicas y escuchar música en alto volumen.

Cabe destacar, que el trabajo sostenido que lleva adelante la Policía de la provincia se seguirá realizando en torno a las necesidades en el marco de la Emergencia Sanitaria, fortaleciendo los controles preventivos en toda la provincia para dar cumplimiento a la Ley Provincial 8.191, basada en el DNU 255/20.
fuente: policía salta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *