Nueva etapa del relevamiento de vicuñas en Salta

El Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable de la provincia, comenzó una nueva etapa del relevamiento de vicuñas, que en este caso se lleva a cabo en el oeste de la provincia. Este trabajo se realiza con equipos multidisciplinarios que harán base en las localidades de Santa Victoria, Iruya y Nazareno.

Personal de la Secretaría de Ambiente recorrerá el territorio con el acompañamiento de representantes de cada municipio, integrantes de las comunidades originarias y personal de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación.

Estas acciones conjuntas se desarrollan por el interés compartido de todas las instituciones participantes y con el objetivo que los pobladores andinos puedan hacer un uso sustentable de este recurso.

La metodología empleada para este relevamiento fue aprobada por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres. Es la misma que se utilizó en 2013, a los fines de poder comparar el estado de las poblaciones de vicuñas en Salta.

Personal capacitado registra en planillas toda la información necesaria para luego ser digitalizada y obtener mejores resultados para su estudio por medio del programa de análisis Distance.

Sobre la Vicuña

La vicuña es un animal silvestre de la familia de los camélidos. Son animales herbívoros que se alimentan de pastos y pequeños arbustos. Habitan en las altiplanicies de los Andes a una altura mayor de los 3.000 metros. Están adaptadas al clima árido y frío de las alturas. Su distribución geográfica en Argentina es en zonas andinas de las provincias de San Juan, La Rioja, Catamarca, Salta y Jujuy.

La vicuña es más pequeña que sus parientes las llamas, las alpacas y los guanacos y en Argentina es una especia protegida. Desde épocas remotas la vicuña es apreciada por la finura de su fibra. El Chacu, práctica que se desarrolla ancestralmente, es el medio por el que aún en la actualidad las comunidades campesinas siguen obteniendo su fibra, sin perjuicio de las poblaciones silvestres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *