Inconvenientes con los servicios en viviendas entregadas por el IPV en El Galpón

viviendas en el galpon

Los vecinos de las nuevas 40 viviendas que entregó el IPV en El Galpón en diciembre de 2009, reclaman mejoras en los servicios desde el primer día que lograron ubicarse en sus nuevos hogares. En un primer momento se supo que solo 11 de las 40 casas iban a poder contar con el servicio de cloacas ya que el resto, por no tener el desnivel necesario para la caída de los líquidos servidos, se excavarían fosas en el fondo de cada casa para ser utilizados momentáneamente (a pesar de que en este lugar el nivel de la napa de agua no supera el metro de profundidad).

“La empresa que estuvo a cargo de la obra ha trabajado con mucha deficiencia ya que varias casas se llueven por dentro con filtraciones en el techo, no solucionaron el enripiado de las calles a pesar de que el municipio les proporcionó los áridos y se demoraron más tiempo del que se pautó para la entrega de las viviendas”, comentaron desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de la Comuna.

El tiempo ha transcurrido y las personas que más necesitaban cambiarse lo fueron haciendo y en la actualidad están pobladas en un 90% a pesar de saber que aún falta conectar la luz por trámites burocráticos. “Soy una persona que ya pagué en el municipio lo que me pidieron que abonara y de igual manera lo hice en Edesa, pero ya han pasado más de 72 horas y aún no me conectaron la luz. En mi casa tengo un familiar discapacitado que necesita nebulizaciónes diarias e imagínense ustedes como se complica para vivir sin energía”, comentó el Sr. Coria vecino de esta nueva barriada.

En el mediodía de éste martes una joven de apellido Gonzáles se dirigió al fondo de su casa ubicada en este nuevo barrio para enchufar el lavarropas en un cable que utilizan los vecinos de forma precaria hasta que les conecten la luz y, lamentablemente como ella estaba descalza en el suelo húmedo donde estaba el cable se produjo una accidental “patada” eléctrica. El interruptor hizo saltar los tapones de energía y afortunadamente la joven de 18 años se encuentra bien y no pasó más que solo de un susto.

Desde el Municipio se sabe que existe un compromiso con los vecinos para darles solución con respecto al servicio de cloacas y enripiado de las calles una vez que se seque el agua que cayó en la última tormenta del fin de semana.

Este nuevo barrio que aún no tiene nombre, además tiene el inconveniente de la acechanza continua de reptiles, arácnidos y por sobretodo mosquitos culex de gran dimensión. Estamos limitando con un sembrado de tabacos y monte y, a tan solo 300 metros hay una fosa que dejaron la empresa Medina que en tiempos de la gestión municipal de la familia Hatti cuando construyeron el canal de riego que pasa al lado de la ruta 16. El pozo está ubicado en un lote que es propiedad de la ex intendenta y es tan grande que siempre está lleno de agua podrida y tienen más o menos 50 ó 70 metros de diámetro.

Al cierre de esta nota se pudo constatar que operarios de la empresa Edesa concurrieron al lugar a fin de conectar la luz en los domicilios que faltaban.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *