Enfermedad de Alzheimer: Charla gratuita y abierta a la comunidad

alzheimerEl viernes 2 de octubre, a las 11 horas, se realizará en el Hospital San Bernardo (calle Tobias 69, Área de docencia, Aula 2) una charla abierta y gratuita para la comunidad, en el marco de las actividades programadas con motivo del Día Mundial de la Enfermedad de Alzheimer (conmemorado el pasado 21 de septiembre).

Diversas organizaciones tanto en Argentina como en todo el mundo realizan distintas actividades, con el objetivo de dar a conocer y difundir información sobre la enfermedad e impulsar así una mayor concientización. En el Hospital San Bernardo, se brindará una charla abierta y gratuita sobre enfermedad de Alzheimer y estará a cargo de los doctores Claudia Furlan y Marcos Burgos.

Alzheimer: el desafío es detectarlo cuanto antes

Cada 21 de septiembre se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Enfermedad de Alzheimer, con el objetivo de dar a conocer y difundir información sobre la enfermedad e impulsar de esta forma una mayor concientización sobre el tema. El lema de este año (‘Diagnosing Dementia: See It Sooner’) apunta a la necesidad de obtener un diagnóstico temprano de la enfermedad y de alentar a los profesionales médicos a reconocer cuanto antes los signos a fin de que los pacientes reciban el tratamiento que necesitan .

La enfermedad de Alzheimer es la causa más frecuente de demencia . Se trata de una condición progresiva y degenerativa que afecta al cerebro, causando trastornos de memoria, pensamiento y conducta. Se estima que afecta a una de cada diez personas mayores de 65 años de edad. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente 18 millones de personas en el mundo padecen este mal; y de acuerdo a la Sociedad Internacional de Alzheimer, se espera que para el año 2025 la cifra aumente a 34 millones de personas. La edad es el principal factor de riesgo de desarrollo de la enfermedad , el aumento en la expectativa de vida explica por lo tanto el aumento de personas afectadas: en el año 1840 la expectativa de vida era sólo de 45 años; y se espera que para el 2040 sea de 90 años.

Los especialistas coinciden en la necesidad de un diagnóstico temprano de la enfermedad. “La importancia del diagnostico precoz es permitir iniciar un tratamiento precoz que retrase la progresión sintomática de la enfermedad y mejore la calidad de vida del paciente y sus cuidadores”, afirmó el doctor Marcos Burgos, neurólogo de planta del Servicio de Neurología del Hospital San Bernardo de la ciudad de Salta. “Es también importante iniciar cuanto antes estimulación cognitiva con personal especializado y dar pautas a la familia” agregó la Dra. Claudia Furlan, Jefa de Servicio de Neurología del mismo Hospital. El diagnóstico de la Enfermedad de Alzheimer, incluye entre otros aspectos, un examen físico completo y la confección de una detallada historia clínica, un examen neurológico para medir las funciones de memoria y del lenguaje, una correcta evaluación psiquiátrica, análisis de laboratorio y estudios de imágenes .

“Los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer, con cierta frecuencia, se relacionan con situaciones normales de la vejez. La señal de alarma más notable es la pérdida de memoria, manifestada como la dificultad de recordar hechos recientemente aprendidos y una inhabilidad para adquirir nueva información. También dificultades en las funciones ejecutivas, la atención, planificación, flexibilidad y razonamiento abstracto pueden ser síntomas en las fases iniciales de la enfermedad”, explicó Burgos. “Los síntomas de alarma son generalmente detectados por los familiares: cambio de conducta, síntomas depresivos y algunos olvidos en la memoria de trabajo” agregó Furlan. Se estima además que en el 45% de los casos de demencia, incluida la Enfermedad de Alzheimer, la enfermedad comienza con problemas de conducta sin que se presenten al inicio los clásicos síntomas de memoria.

Tratamiento

“Los tratamientos actuales consisten en fármacos que retrasan la progresión sintomática de la enfermedad, mejorando la calidad de vida de pacientes y cuidadores, lo cual se combina con rehabilitación cognitiva a cargo de profesionales especializados en neuropsicología”, afirmó el doctor Burgos.

“Los tratamientos son medicamentosos, especialmente inhibidores de la colinesterasa, cuidados clínicos, apoyo afectivo por parte de familiares y cuidadores. Adecuado mobiliario, rehabilitación según el estado del paciente física, fonética, cognitiva y terapia ocupacional” explicó Furlan. Los tratamientos farmacológicos disponibles se orientan a compensar el déficit de neurotransmisores que provoca la enfermedad. Desde hace años se utilizan los llamados inhibidores de la colinesterasa en el tratamiento de la enfermedad leve o moderada; entre ellos, hace un año está disponible el primer y único parche transdérmico que se aplica sobre la piel del paciente una vez por día permitiendo una liberación controlada y continua de la droga rivastigmina durante 24 horas . “Mi experiencia con el uso de terapia transdérmica con parches de rivastigmina ha sido muy buena, por su fácil administración cada 24 hs y la utilización de dosis terapéuticas con muy pocos efectos colaterales, lo cual impacta de forma muy favorable en la calidad de vida de pacientes y cuidadores, objetivo actual de las terapias disponibles”, detalló Burgos.

Nuevos datos sobre seguridad del parche fueron publicados recientemente en la revista Alzheimer Disease and Associated Disorders 2009 Se trata de los resultados extendidos del Estudio IDEAL, un estudio para evaluar la seguridad y tolerabilidad a largo plazo de los parches transdérmicos de rivastigmina en un año de tratamiento en 1.195 pacientes. El trabajo mostró que los parches fueron bien tolerados con un perfil de seguridad favorable. Según estos datos, los pacientes que utilizaron el parche de rivastigmina a lo largo de un año, mantuvieron sus puntuaciones en cuanto a memoria y pensamiento a lo largo de todo el estudio; mientras que estas puntuaciones declinaron en aquellos pacientes que recibieron inicialmente placebo e iniciaron el tratamiento con el parche en un momento más avanzado del estudio . El parche, desarrollado por Novartis, se aplica una vez por día sobre la piel del paciente en la espalda, en el pecho o en la parte superior del brazo; y libera en forma controlada y continua la droga rivastigmina durante las 24 horas .

Cuidadores

El Alzheimer es una condición que no sólo afecta al enfermo sino también a la persona responsable de su cuidado, quien a menudo padece estrés físico y emocional. Se estima que en la Argentina en casi el 80% de los casos son las familias quienes asumen, en el propio domicilio, los cuidados de los pacientes con deterioro cognitivo y demencias como la Enfermedad de Alzheimer; y casi el 65% de los familiares que cuidan directamente al enfermo sufren cambios sustanciales en sus vidas y un fuerte impacto emocional y físico. “Para una mejor atención de la enfermedad es fundamental mejorar la comunicación y la transmisión de información a los cuidadores, para que ello implique una mejor asistencia de los pacientes”, concluyó el Burgos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *