El Estado financiará cirugías de cardiopatías congénitas a niños sin cobertura sanitaria

El Ministerio de Salud de la Nación destinará 187 millones de dólares para financiar 13.000 operaciones de cardiopatías congénitas hasta el año 2015. De esta manera, se podrá salvar la vida de los aproximadamente 2.200 niños que nacen anualmente con un problema en el corazón que requiere una cirugía de alta complejidad y no tienen cobertura de salud.

La medida se implementará a partir de abril próximo a través del Plan Nacer de la cartera sanitaria y fue anunciada en la jornada de apertura de la reunión del Consejo Federal de Salud (COFESA), que se lleva a cabo en la ciudad de Paraná con la participación del ministro, Juan Manzur, y sus pares de todas las provincias.

De las 9.341 muertes de menores de un año que se registraron en Argentina en 2008, 784 se produjeron por cardiopatías congénitas. En ese año se creó el Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas con el fin de operar a todos los niños que estaban en lista de espera. Sin embargo, aún restan 400 chicos sin intervenir, más allá de los 5.000 que nacen cada año con cardiopatías. Se estima que el 46% de estos niños no tiene obra social.

En los últimos cinco meses, el Plan Nacer del Ministerio de Salud de la Nación invirtió más de 4 millones de dólares en equipamiento necesario para que nueve hospitales de distintas provincias pudieran realizar diagnósticos e intervenciones de niños con cardiopatías congénitas. Por ejemplo, se compraron siete bombas de circulación sanguínea extracorpóreas y equipos de hemodinamia, entre otros insumos de alta tecnología y elevado costo.

A partir del próximo 1 de abril, el Plan Nacer además cubrirá todas las operaciones cardíacas, estudios diagnósticos y traslados de niños menores de 6 años con malformaciones congénitas del corazón que no cuenten con cobertura de salud. Para ello pagará a las provincias las prácticas de acuerdo con los costos establecidos por un estudio realizado por la Universidad Nacional de La Plata. Los hospitales podrán utilizar el dinero que reciben por cada niño diagnosticado u operado para cubrir sus necesidades de recursos humanos (médicos especialistas y enfermeros), para otorgar incentivos al personal o para equipamiento y ampliación. El uso del dinero será auditado en forma independiente desde la cartera nacional.

Este programa se puso en marcha en 2005 y es una estrategia de seguro público destinada a las mujeres embarazadas y hasta los 45 días después del parto sin cobertura, además de a los niños y niñas desde su nacimiento y hasta los 6 años.

“La presidenta Cristina Fernández me pidió especialmente que no quede ningún chico con cardiopatía congénita sin operarse y no queremos que exista la lista de espera”, enfatizó Manzur.

REUNION DEL COFESA

En el encuentro del Consejo Federal de Salud, que concluirá mañana, los ministros de Salud de todo el país también analizan la marcha de la Campaña de Invierno para la prevención de enfermedades respiratorias, el rol del sistema sanitario en la Asignación Universal por Hijo y los avances del proyecto Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina (SIISA).

Además, el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI) presentará el Plan de Desarrollo del Trasplante Renal y la cartera de Salud y Acción Social de Entre Ríos dará a conocer el Plan Estratégico de Salud de la provincia.

Antes del inicio de las deliberaciones del COFESA, Manzur y sus pares provinciales se reunieron con el gobernador Urribarri en la sede del gobierno provincial, donde la cartera sanitaria nacional y el Ministerio de Salud y Acción Social de Entre Ríos firmaron un acuerdo de trabajo para la implementación del Programa de Sanidad Escolar (PROSANE) en las escuelas primarias de la provincia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *