El Colegio de Médicos de Salta se manifestó a favor de la vida


En el marco de las diversas amenazas a la vida que se viven en nuestro país, y por la reciente legalización de aborto en casos de violación, el Colegio de Médicos de la provincia de Salta difundió un comunicado dirigido a los legisladores nacionales, a las autoridades de los poderes provinciales y al pueblo de la provincia.

El mensaje señala que “desde distintos poderes del Estado y de organizaciones particulares se busca instalar la práctica del aborto como un procedimiento médico y un derecho de la mujer encinta” y agrega que “incluso se lo plantea como una reivindicación ante lo que se denomina la `corporación médica´. Este enfoque reposa en el difundido agravio de que la profesión médica realizaría habitualmente abortos movida por un interés económico, excluyendo a los sectores pobres de la sociedad”.

“El profesional médico está exclusivamente al servicio de la vida humana, desde la concepción hasta la muerte. Por ello el aborto, en cualquiera de las etapas del proceso de la gestación, no es una actividad médica, no es una práctica aceptada ni tolerada por el Colegio de Médicos de la provincia de Salta, sin acepción de personas ni de intereses económicos”, recuerda la institución.

“Por los actuales conocimientos genéticos y embriológicos sabemos que el concebido es un nuevo individuo de la especie humana, con su identidad genética única, diversa de la del padre y de la madre. Se trata de un niño en las primeras etapas de su desarrollo, que necesita imprescindiblemente su lugar natural en el seno materno. Es el mismo niño que, una vez nacido, seguirá requiriendo de un ambiente y de una atención especial”.

El comunicado reafirma que “no es aceptable reconocer el aborto como una praxis médica, disponible al arbitrio de la voluntad de un solicitante” y agrega que “incorporar el aborto como una práctica social es un retroceso en la calidad de vida; se dirige contra la vida misma en su etapa inicial pero ya objetivamente definida”.

“La objeción de conciencia ante una normativa de tipo permisivo surge de la raíz misma del conocimiento y de la identidad de la profesión médica. También el deber de explicar, a quien nos consulte sobre este tipo de procedimientos, su verdadera naturaleza y sus probables consecuencias psicofísicas”, manifestaron las autoridades del Colegio de Médicos de Salta.

Como conclusión, el mensaje propone que “la legislación debe disponer medios para una efectiva asistencia a la madre gestante y al niño concebido, de manera que esté garantizada la salud de ambos y se atienda a los problemas que puedan afligirlos. En esta tarea sí tenemos nuestro compromiso vocacional y profesional, y nuestra disposición a colaborar”.

AICA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *