Operativos de control vehicular en diferentes zonas de la Ciudad

Conductores ebrios, persecuciones e infracciones; luego del primer día del fin de semana largo

Casi el 75% de los vehículos detenidos e infraccionados eran conducidos por personas en aparente estado de ebriedad. En dos casos, intentaron darse a la fuga convirtiéndose en un peligro al volante, no sólo para ellos, sino para la comunidad y el personal uniformado.

Desde la Dirección General de Gestión del Tránsito de la Secretaría de Tránsito y Seguridad Vial del Gobierno de la Ciudad se dieron a conocer los resultados de los operativos de control vehicular desarrollados durante la primera noche de este fin de semana largo. “Los datos son alarmantes y esperamos que los próximos días esto cambie, ya que un 75 por ciento de los conductores verificados se encontraba en aparente estado de ebriedad”, resaltó el titular del área, Andrés Martínez.

Los números surgidos de estos operativos efectuados en diferentes puntos de la ciudad, son elocuentes: se detuvieron 19 vehículos, el 75 por ciento debido a que su conductor se encontraba en aparente estado de ebriedad. Estos operativos fueron realizados en forma conjunta por personal uniformado de la Secretaría de Tránsito y Seguridad Vial del Gobierno de la Ciudad y de la Policía Vial de la Provincia.

Persecuciones

Por otro lado, se informa que en dos oportunidades, los conductores en aparente estado de ebriedad intentaron darse a la fuga para evitar la detención del vehículo que manejaban. De esta manera pusieron en peligro la seguridad de la comunidad y la vida de dos uniformados que se encontraban en esos lugares, la agente Mónica Costilla de la Secretaría de Tránsito y el Cabo Martínez de la Policía de la Provincia.

El primer incidente fue protagonizado por un Fiat Spazio cuyo conductor se dio a la fuga en zona de Avda. Paraguay y se dirigió hacia un conocido boliche de la zona Sur, donde el auto fue detenido en forma preventiva y se encuentra a disposición del Tribunal Administrativo de Faltas. Los operativos estuvieron a cargo del director general de Gestión del Tránsito, Andrés Martínez y contaron con su presencia permanente en los diferentes puntos de control.

El otro hecho se produjo en inmediaciones al corredor de calle Balcarce con una camioneta Toyota Hilux, cuyo conductor también se encontraba en estado de ebriedad y se dio a la fuga, siendo seguido por personal de Tránsito y de la Policía de la Provincia. El conductor y el vehículo quedaron a disposición de la Justicia ya que por la realización de maniobras imprudentes y el cruce de semáforos en rojo -para evitar ser detenidos-, pusieron en peligro a los ocupantes del rodado, al personal de Tránsito y policial que actuaba en el lugar, a transeúntes, peatones, otros conductores y la comunidad en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *