Continúan los operativos conjuntos en todo el ejido urbano


La Seguridad Vial en la Ciudad es una política de Estado

Para ello se puso en marcha el Plan Integral de Tránsito y Movilidad Urbana Sustentable. Se firmaron convenios con la Universidad Tecnológica Nacional y con el Ministerio de Seguridad de la Provincia. Se trabaja intensamente para descentralizar y crear nuevos Centros Emisores de Licencias de Conducir.

El secretario de Tránsito y Seguridad Vial del Gobierno de la Ciudad, Carlos Caruso, confirmó que “se avanza a paso firme en todo lo necesario para reducir la tasa de siniestralidad vial, siguiendo los lineamientos impartidos por el intendente Miguel Isa cuando decidió que nuestra prioridad como política de Estado es la Seguridad Vial”. Para cumplir con estos lineamientos se puso en marcha el Plan Integral de Tránsito y Movilidad Urbana Sustentable, se firmaron convenios con la Universidad Tecnológica Nacional y con el Ministerio de Seguridad de la Provincia, y próximamente estaremos inaugurando un nuevo Centro Emisor de Licencias de Conducir en la zona Sur de la Ciudad.

En este sentido, el funcionario remarcó que ya recibimos los primeros cinemómetros fijos y móviles, equipamiento para Verificación de Infracciones de Carriles Exclusivos; comenzaron los trabajos civiles para la colocación de semáforos inteligentes de última generación en las principales avenidas de la ciudad; se iniciaron los operativos de control vehicular en toda la ciudad junto a personal uniformado de la Policía Vial y “cada día continuamos avanzando en dirección al cumplimiento de este objetivo porque para nosotros, un accidente fatal en las calles de la ciudad no es un número sino una vida, una familia que se destruye y un gran dolor para toda la sociedad”, enfatizó Caruso.

Respecto a los operativos de control vehicular, el funcionario remarcó que no sólo se solicita a los conductores la papeleta del vehículo (auto o moto), sino que respeten la Ley Nacional de Tránsito.

Se verifica el uso de cinturón de seguridad tanto del conductor como de sus acompañantes, que los niños viajen en el asiento de atrás y si son muy pequeños, en sus respectivas sillas.

Se controla la velocidad a la que circula el rodado y si respeta las señales viales (semáforos y señalización horizontal y vertical).

En el caso de quienes se transportan en moto, se le solicita el uso de casco que es obligatorio tanto para el conductor como para el acompañante (sólo pueden viajar dos personas en estos vehículos).

Se recuerda la prohibición de consumo de bebidas alcohólicas si va a manejar, y de hablar por celular o llevar auriculares conectados mientras conduce.

Parte de prensa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *