La Auditoría General investigará el destino de los fondos de las Madres

Auditoria_gral_de_nacion_investigara_a_asociacion_madres_de_plaza_de_mayo

La Auditoría General de la Nación (AGN) adelantó que iniciará una investigación para determinar en qué se utilizaron los fondos que el gobierno nacional destinó a la Asociación Madres de Plaza de Mayo para la construcción de viviendas sociales.



La AGN realizará una auditoría sobre los 765 millones de pesos que se utilizaron del Tesoro nacional para financiar el programa Sueños Compartidos, que dirigía Sergio Schoklender, el ex apoderado de la entidad acusado por lavado de dinero y defraudación al Estado.

Las oficinas de la empresa Antártica Argentina, hacia la cual los hermanos Schoklender presuntamente derivaban fondos de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, fue allanada ayer por orden del juez Norberto Oyarbide, que investiga el supuesto lavado de dinero y malversación de fondos de esa organización.

El allanamiento, concretado poco después del mediodía, fue realizado a pedido de las propias Madres, que en una presentación realizada por la mañana en Tribunales, donde habían indicado que allí podría guardarse “información de relevancia” para la investigación, y depositaron las llaves del inmueble en el juzgado.

Al término del allanamiento, a las 17, dos camionetas retiraron del lugar los materiales secuestrados: 20 cajas que contenían CPU de computadoras, discos compactos, carpetas y materiales de archivo.

Las oficinas allanadas están ubicadas en Hipólito Yrigoyen 1534, a escasos metros de la sede central de Madres (Yrigoyen 1584) y de la Fundación Sueños Compartidos, dedicada a la construcción de vivienda social en villas miseria (Yrigoyen 1522), pero a diferencia de éstas, eran habitualmente usadas por Pablo Schoklender y personas de su entorno.

El escrito presentado ante Oyarbide por los abogados Eduardo Barcesat y Antonio Rojas Salinas afirma que: «Dicha unidad fue locada por la fundación que represento y fue utilizado exclusivamente por el coimputado Pablo Schoklender y personas de su absoluta confianza».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *