La AFIP modificó el mecanismo para la adquisición de automóviles usados

compraventa auto usado

Con ésta nueva modalidad el vendedor deberá obtener este certificado vía internet, en el que deberá incluir, entre otros datos, a quién y a cuánto vende su vehículo.

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, presentó hoy un nuevo paquete de medidas contra la evasión, en el que se incluyen el control informático para la compraventa de automotores usados y la implementación de la factura electrónica para la importación.

El recaudador precisó que en el caso de la transferencia de autos usados, una primera etapa apuntará a las ventas pactadas en más de 50 mil pesos. Luego, una segunda incluirá a las de más de 40 mil y una tercera a los que tengan un valor superior a los 30 mil pesos. Para eso, se creará el Certificado de Transferencia de Automotores (CETA), que reemplazará al formulario 381.

Según explicó el funcionario, el vendedor deberá obtener este certificado vía internet, en el que deberá incluir, entre otros datos, a quién y a cuánto vende su vehículo.

Los datos del CETA serán incluídos obligatoriamente en el formulario 08 y, de acuerdo con lo comentado por Echegaray, servirá para «ayudar a que el comercio sea transparente y genuino» y para que haya «lealtad comercial». Para la creación del CETA, se suscribió un convenio que se realizó en la sede de la AFIP.

En cuanto a las facturas electrónicas, la AFIP anunció la instrumentación de la obligatoriedad para todas las operaciones de importaciones y para las vinculadas con la actividad hotelera.

Esta condición se suma a la que, meses atrás, se impuso para las exportaciones y la contratación de seguros de caución, las cuales fueron anunciadas en oportunidad en que también se puso en marcha el reemplazo de los controladores fiscales electrónicos, que sustituirán a las cintas de papel en los comercios.

En el caso de las facturas electrónicas, Echegaray indicó que involucrarán «a unos 25 mil operadores» de importación, pero que a la vez, servirá para desalentar «a las firmas que operan por un tiempo y después desaparecen del mercado».

 

Fuente: La Nacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *