«Hay un federalismo musical muy fuerte», dijo Mario Teruel

El cuarteto folclórico, que acaba de editar su disco “Clásicos” con canciones del repertorio histórico del folclore, consideró que hoy en la Argentina “existe un federalismo musical muy fuerte, con una mezcla muy interesante de todos los ritmos”.

“Clásicos” con el subtítulo: “El Pecado Original” incluye «Fuego en Animaná», de Armando Tejada Gómez y César Isella; “María Va” de Antonio Tarrago Ros, “La Colina de la Vida” de León Gieco, “Carnavalito del duende” del Cuchi Leguizamón y Manuel José Castilla; “Adiós Amada” de Horacio Guarany y Juan Piatelli y “La López Pereyra” de Andrés Chazarreta y Artidorio Cresseri, entre otros.

El disco, que será presentado el 20 de octubre en el teatro Gran Rex, también incluye las canciones “La Compañera” de Oscar Valles; “El arriero” de Atahualpa Yupanqui; “Alfonsina y el mar” de Ariel Ramírez y Félix Luna para terminar con “Merceditas”, de Ramón Sixto Ríos.

A la hora de analizar la situación actual de la música folclórica argentina y latinoamericana, Teruel consideró que “hoy hay un federalismo musical en la gente muy fuerte; y como es un fenómeno social, no sé si surgió de la política. Hay músicos de rock y románticos que se han volcado muchísimo a la exploración de los ritmos folclóricos, además de la cumbia, el cuarteto y el candombe”.

“Hace mucho que nosotros vamos a cantar a toda Latinoamérica y lo que sentimos es como que el Cordón Andino se globalizó, hoy escuchás cumbia desde Colombia a Tierra del Fuego, y la zamba desde Argentina hasta el Caribe”, añadió.

Para Teruel, “el ansia de la gente de querer escuchar mucha música nueva, las giras de los músicos por otros países y las facilidades que da Internet, le dieron al Mercosur y a la Unasur, la pata cultural que le faltaba. Hoy los pueblos están unidos por la música y por su arte, por sus parecidos y por sus diferencias”.

En una charla con Télam, Mario y Kike Teruel explicaron que en primera instancia preparaban un disco con canciones nuevas de jóvenes compositores de folclore tanto salteños, como de otras provincias, propuesto por Alvaro Teruel, el Nochero más joven.

“Había canciones de pendejos de Salta, amigos del Alvaro, que estaban buenas, muy picantes, y las consideramos pero mientras les íbamos dando forma, apareció un productor televisivo que nos pidió grabar un show con clásicos del folclore pero tocados por una orquesta clásica y sólo nuestras voces”, resumió Mario.

Los hermanos Teruel le encargaron la dirección orquestal a Sebastián Fucci, con la idea de que «hiciéramos música como para películas».
Kike aclara, que cuando se refiere a música de películas, quiso dar a entender «la idea de que estuviera presente una manera de arreglar muy hollywoodense, al estilo de cosas como `Carmina Burana`”.

A pesar de este punto de partida en cuanto a la materialidad del sonido, Mario Teruel aclara que “el disco no suena como un disco hollywoodense, sino que cada versión te trae imágenes del lugar de donde son las canciones. De los Valles Calchaquíes, de la Mendoza más profunda, de Santiago del Estero y, obviamente, de todas las regiones que componen Salta”.

Aunque el proyecto de show televisado con la orquesta se vio frustrado, Los Nocheros decidieron seguir adelante ya que sobre una lista de 200 clásicos, le habían dado a Fucci, una nomina de 10 canciones.

El disco está tocado en un 95% por la orquesta dirigida por Fucci que cuenta con violines, violoncelos, contrabajo, flauta, oboe, corno, trombón, trompeta, piano, y hay una escasa participación de instrumentos criollos.

Luis Salinas le pone su guitarra a “La Compañera”, Jaime y Juan Cruz Torres le pusieron sus charangos a “Carnavalito del duende”, el Chango Spasiuk adornó con su acordeón “Merceditas” y Mario Teruel puso una guitarra y un bombo en alguna otra canción.

Los Nocheros tienen un antecedente en esta materia, ya que en el 2002 grabaron “En vio en el Colón” que incluía versiones sinfónicas de sus hits, aunque Mario dice que esa “experiencia fue buena, de hecho es uno de nuestros discos más vendidos, pero fue muy difícil ensamblar con la orquesta, hubo muchos encontronazos musicales».

“En cambio, esto fue otra cosa, Fucci entendió todo clarísimo, nos mandó las maquetas con todas las canciones, nos quedamos como locos, y a la única que le pedimos unos cambios fue a `María va`”, detalló Kike.

Los Nocheros están muy satisfechos con el disco y resaltan que “lo grabamos en siete días, en cuatro días grabó la orquesta y nosotros usamos dos días para poner nuestras voces y las grabaciones de los invitados. Y en el séptimo día mezclamos”.
Kike Teruel remarca que «no era fácil cantar canciones que canta todo el mundo y que están muy escuchadas».

Respecto de posibles críticas de lo que se denomina «ortodoxia folclórica» por el tratamiento sonoro de las canciones, los Teruel señalan que “cada vez pesa menos la opinión de la ortodoxia, hace años que ya nos importaba un huevo todo. Sabemos que la gente nuestra espera lo mejor de nosotros y eso tratamos de hacer. Siempre pensamos en la gente porque es generosa con nosotros”, añadieron los hermanos Teruel.

Los Nocheros confirmaron que llevaran adelante una serie de shows por todo el país con este disco, incluyendo los festivales de verano como Cosquín, pero además dejaron trascender que el disco con canciones de jóvenes compositores, que propuso Alvaro, ya está grabado y listo para ser editado, pero que deberá aguardar un tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *