Gobierno obligó a petroleras a bajar gasoil para transporte

Gobierno obligó a petroleras a bajar gasoil para transporte
• Lo hizo a través de una resolución de Guillermo Moreno.
• La norma afecta en especial a YPF
A partir de un dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, dictó ayer una medida cautelar ordenando a YPF, Shell, Esso, Petrobras y Oil, que suministren gasoil en condiciones «no discriminatorias» a las empresas de transporte público de pasajeros. La medida obliga a las petroleras aplicar a esa actividad un precio no mayor al que perciben en la estación de servicio de su propia bandera que se encuentre más cercana a cada centro de abastecimiento de las transportistas.
La decisión oficial viene precedida de la denuncia formulada por el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, contra las petroleras ante la CNDC por aplicar al transporte de pasajeros un precio superior para el gasoil al vigente en los surtidores al público. La denuncia fue acompañada por el ministro Julio De Vido y el vicepresidente Amado Boudou. Finalmente la propia Presidente se refirió a la cuestión en duros términos en su primer discurso tras la licencia médica, aunque Cristina de Kirchner no sólo fustigó a las petroleras por los sobreprecios al gasoil, sino que también las responsabilizó por la baja en la producción que obligó a una fuerte suba de la importación de combustibles en 2011.
La diferencia de precios para el gasoil se hizo evidente a partir de septiembre del año pasado, y cobró más importancia para el Gobierno en las últimas semanas, porque se dejó de subsidiar la compra de combustible a las empresas de transporte de pasajeros de larga distancia, y se pretende hacer lo mismo con el urbano y el interurbano en los próximos meses.
La medida tomada ayer afecta sobre todo a YPF porque esta empresa tiene los precios más bajos al público pero cobraba al transporte, el promedio de los valores de todas las estaciones, incluidas las ajenas. Curiosamente, en algunos casos, las otras petroleras podrían hasta aplicar una leve suba al producto. Además, YPF suministra el 65% del combustible que usa el transporte. Anoche la empresa dijo que todavía no había sido notificada de la resolución.
La Resolución 6 de Comercio Interior estableció además que «a efectos de resguardar las condiciones de competencia en los mercados de combustibles, se estima conveniente poner en práctica un esquema de monitoreo de precios». Este seguimiento será realizado por la CNDC y se extenderá tanto al mercado mayorista como al minorista.
La norma indicó también que en caso de incumplimiento de las petroleras, la CNDC deberá notificar al secretario de Comercio Interior para que en caso de corresponder, se disponga la aplicación de la Ley 20.680 (de abastecimiento). Esto implica una virtual amenaza de un nuevo congelamiento de precios de los combustibles, si como consecuencia de la medida tomada para el transporte, se produjera una suba de los valores al público.
La Resolución 6 fue publicada ayer en el sitio de la CNDC, cuyo vicepresidente Humberto Guardia, fundamentó la decisión en la necesidad de «cuidar el interés económico de la población en general, y particularmente el cuidado de aquellos que dependen en mayor medida del transporte público».
Silvia Peco/Ambito Financiero

gasoil

Lo hizo a través de una resolución de Guillermo Moreno.

La norma afecta en especial a YPF

A partir de un dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, dictó este jueves una medida cautelar ordenando a YPF, Shell, Esso, Petrobras y Oil, que suministren gasoil en condiciones «no discriminatorias» a las empresas de transporte público de pasajeros. La medida obliga a las petroleras aplicar a esa actividad un precio no mayor al que perciben en la estación de servicio de su propia bandera que se encuentre más cercana a cada centro de abastecimiento de las transportistas.

La decisión oficial viene precedida de la denuncia formulada por el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, contra las petroleras ante la CNDC por aplicar al transporte de pasajeros un precio superior para el gasoil al vigente en los surtidores al público. La denuncia fue acompañada por el ministro Julio De Vido y el vicepresidente Amado Boudou.

Finalmente la propia Presidente se refirió a la cuestión en duros términos en su primer discurso tras la licencia médica, aunque Cristina de Kirchner no sólo fustigó a las petroleras por los sobreprecios al gasoil, sino que también las responsabilizó por la baja en la producción que obligó a una fuerte suba de la importación de combustibles en 2011.

La diferencia de precios para el gasoil se hizo evidente a partir de septiembre del año pasado, y cobró más importancia para el Gobierno en las últimas semanas, porque se dejó de subsidiar la compra de combustible a las empresas de transporte de pasajeros de larga distancia, y se pretende hacer lo mismo con el urbano y el interurbano en los próximos meses.

La medida tomada ayer afecta sobre todo a YPF porque esta empresa tiene los precios más bajos al público pero cobraba al transporte, el promedio de los valores de todas las estaciones, incluidas las ajenas. Curiosamente, en algunos casos, las otras petroleras podrían hasta aplicar una leve suba al producto.

Además, YPF suministra el 65% del combustible que usa el transporte. Anoche (refiriendose al jueves pasado) la empresa dijo que todavía no había sido notificada de la resolución.

La Resolución 6 de Comercio Interior estableció además que «a efectos de resguardar las condiciones de competencia en los mercados de combustibles, se estima conveniente poner en práctica un esquema de monitoreo de precios».

Este seguimiento será realizado por la CNDC y se extenderá tanto al mercado mayorista como al minorista.

La norma indicó también que en caso de incumplimiento de las petroleras, la CNDC deberá notificar al secretario de Comercio Interior para que en caso de corresponder, se disponga la aplicación de la Ley 20.680 (de abastecimiento).

Esto implica una virtual amenaza de un nuevo congelamiento de precios de los combustibles, si como consecuencia de la medida tomada para el transporte, se produjera una suba de los valores al público.

La Resolución 6 fue publicada en el sitio de la CNDC, cuyo vicepresidente Humberto Guardia, fundamentó la decisión en la necesidad de «cuidar el interés económico de la población en general, y particularmente el cuidado de aquellos que dependen en mayor medida del transporte público».

Silvia Peco/Ambito Financiero

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *