Argentina promueve exportaciones fabriles a China

 

 

La ministra de Industria, Débora Giorgi, afirmó que las «empresas argentinas de varios sectores tienen capacidad exportadora para cubrir las necesidades de la nueva clase media de China, que abarca a no menos de 400 millones de consumidores».

 

La titular de la cartera fabril, en declaraciones a Télam, confió en concretar avances con el país asiático durante el viaje que realizará a Beijing en enero para reunirse con el ministro de Comercio chino, Chen Deming.

Giorgi dijo que «no existen en este momento conflictos en el intercambio bilateral, sino un gran potencial a desarrollar para hacer realidad la asociación estratégica en la que se viene trabajando al más alto nivel institucional en los últimos meses».

La ministra indicó además que el encuentro se orienta a «preparar el terreno de la próxima cita del Comité Bilateral, previsto para marzo.

En ese marco, Giorgi y el secretario de Industria, Eduardo Bianchi, recibieron esta semana al embajador de China, Gang Zeng.

Los funcionarios acordaron facilitar el ingreso de productos argentinos al gigante asiático, a la vez que impulsron la concreción de inversiones en ambos países.

«Queremos reequilibrar el intercambio de valor agregado y trabajo para que nuestra oferta no se limite solo a commodities, y por eso trabajamos junto a empresas argentinas con capacidad para acceder al mercado chino de alimentos y manufacturas», dijo la titular de Industria.

El listado de productos que el gobierno argentino promueve para ingresar a China incluye lácteos, carne avícola, cebada, vino, biotecnología aplicada a la producción agropecuaria, maquinaria agrícola, productos farmacéuticos, calzado de cuero, equipamiento y productos para la salud, entre otros.

Las gestiones de Giorgi son paralelas, en este sentido, a las que viene realizando el Ministerio de Agricultura, que semanas atrás logró la apertura del mercado chino de carne vacuna y cebada, mientras negocia el ingreso de maíz, entre otros productos.

Ambas carteras, así como los funcionarios de la Cancillería, hicieron saber además a las autoridades de China que la Argentina mantiene importantes oportunidades abiertas a eventuales inversiones, varias de las cuales ya están en etapa de estudio.

Tal el caso, entre otros, del sector lácteo, donde empresas chinas estatales que lideran el sector esperan tener fábricas en la Argentina a más tardar en 2012.

«Disponemos de recursos naturales, mano de obra e incentivos para la inversión extranjera, lo que permitiría producir alimentos elaborados para China y el mundo desde la Argentina”, dijo Giorgi.

La ministra prevé avanzar también en el intercambio de información para armonizar los datos de comercio entre ambos países y el establecimiento de un sistema de consultas en investigaciones antidumping, entre otros aspectos.

El intercambio bilateral rondará este año los 14 mil millones de dólares, y en los primeros once meses del año la Argentina registra un déficit de 873 millones de dólares.

Estimaciones privadas anticipan que en 2011 se llegaría a 16 mil millones dedólares, con de un crecimiento constante en los próximos años, prácticamente en todos los rubros.(EA)

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *