Comunidades aborígenes de Chaco y Salta expusieron su situación ante la Corte

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, recibió a representantes de comunidades aborígenes de Chaco y Salta, ante quienes ratificó que el Tribunal presta especial atención a todas aquellas causas que han llegado a la máxima instancia relacionadas con los derechos constitucionales básicos y la protección del ambiente, existiendo “la mayor predisposición para hacer cumplir la Ley y lo efectivamente acordado” en estos temas.


Lorenzetti recibió un informe escrito sobre la situación de los pueblos aborígenes en el Gran Chaco Americano (Argentina, Paraguay y Bolivia) junto con la declaración emitida por quienes participaron de la Semana de los Pueblos Indígenas 2010, y conversó sobre la situación imperante en los territorios indígenas.

En su exposición, los representantes de los pueblos originarios señalaron cuestiones vinculadas con aspectos sanitarios de las zonas que habitan, la presencia de la desnutrición y del mal de Chagas, la falta de viviendas dignas y de acceso al agua potable.

En materia de cuidado del medio ambiente, sostuvieron que en Salta las medidas de protección y control provincial sobre la deforestación son aún insuficientes y por lo tanto los bosques disminuyen cada día.

Lorenzetti, en tanto, se comprometió a que la Corte se ocupará de todos los casos y nuevas denuncias que se planteen y que intimará a que se cumplan las medidas dispuestas.

El Presidente de la Corte destacó que la Justicia cumple un papel de control que ejercerá plenamente y que son los gobiernos –en este caso provinciales- los que deben desarrollar las políticas que demandan sus ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *