Accidente de aviación que costó la vida a un jóven salteño

GALERÍA DE FOTOS

 

El piloto de una avioneta que llevaba paracaidistas murió hoy, en tanto que otros seis tripulantes resultaron con heridas, luego que la aeronave en la que viajaban cayera en las inmediaciones de la ciudad de Alta Gracia, como consecuencia del fuerte temporal que azotó la provincia. El cuerpo del piloto identificado como Gastón Pintado fue encontrado a 80 metros de donde quedaron los restos de la avioneta.

 

 

El accidente aéreo se produjo cerca de las 15:30 en la zona de San José de la Quintana, a unos 55 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba.

«Se encontró el cuerpo del piloto a 80 metros de donde fue avistada parte de la aeronave. El perro del cuartel fue el que efectuó el hallazgo. El cuerpo está bastante golpeado”, señaló a Cadena 3 el jefe de bomberos de Alta Gracia, Gabriel Salcedo.

En tanto, los otros seis tripulantes de la nave -Mario Romero, Javier Massi, Hernán Frías, Adolfo Caneragno, Cerri Shieles y David Torqueman- lograron salvar sus vidas, aunque algunos de ellos recibieron lesiones menores.

Los sobrevivientes se arrojaron en paracaídas antes de que la avioneta estallara en el aire y se precipitara a tierra, tras entrar en una densa nube de tormenta.

“Se encontraban siete personas en el interior de la avioneta y ya han aparecido seis, las cuales están en buen estado de salud, salvo una que presenta un esguince”, había asegurado en un principio Salcedo.

“El piloto se declaró en emergencia, no sabemos si pudo largar los paracaidistas o no. La información es que el piloto se comunicó diciendo que entraba en una nube de tormenta y que largaba a los paracaidistas y se declaraba en emergencia”, agregó el jefe de bomberos de Alta Gracia.

La aeronave había salido del Aeroclub de Alta Gracia con los paracaidistas, que lograron lanzarse a tiempo antes del accidente.

Uno de pasajeros avisó lo ocurrido en una comisaría de la zona, por lo que de inmediato comenzó la búsqueda de los demás tripulantes.

 

Un piloto murió al impactar su avioneta contra los árboles cuando trasladaba a seis paracaidistas. El accidente ocurrió cerca de las 16 de ayer, cuando una avioneta partió del aeroclub de Alta Gracia, ubicada a 35 kilómetros de Córdoba capital. Una fuerte tormenta afectó el normal desenvolvimiento del vuelo, y los tripulantes tuvieron que saltar de la aeronave. El piloto fue identificado como Gastón Pintado Pieve (24), quien es oriundo de Salta y se desempeñaba como piloto comercial, hijo del ex secretario de Empleo Marcelo Pintado.

Los restos de la avioneta fueron hallados en José de la Quintana, un pequeño pueblo ubicado sobre la ruta E–56, que conecta con Anisacate.

“Tiquita”, una mujer del lugar, relató que durante la siesta escuchó que un avión volaba demasiado bajo, y luego sintió una explosión que hizo temblar las escasas viviendas de la zona. La avioneta cayó en un sector repleto de vegetación autóctona. Una fuerte tormenta se había desatado con piedras del tamaño de un huevo de gallina.

En el operativo de búsqueda participaron policías de la Departamental Santa María, bomberos de Alta Gracia y Despeñaderos, y otros efectivos especializados en temas aéreos.

Fuentes policiales informaron que la avioneta se habría metido en una nube de tormenta, luego de salir del Aeroclub de Alta Gracia alrededor de las 16, y se habría declarado en estado de emergencia.

El comisario inspector Ángel Cabrera indicó que no podía dar precisiones sobre los datos de identidad de los involucrados. “Dos tuvieron golpes sobre todo en los miembros inferiores”, explicó Cabrera.

De todos modos, trascendió que viajaban seis paracaidistas: Mario Romero, Javier Massi, Hernán Frías, Adolfo Caneragno, Cerri Shieles (holandesa) y David Torqueman, quienes lograron salvar sus vidas, aunque algunos de ellos recibieron lesiones menores.

Horas después del accidente, los tripulantes accidentados comenzaron a aparecer por diversas zonas. Uno de ellos fue encontrado en Los Aromos, a cinco kilómetros de donde fue hallado el fuselaje. Una de las alas del avión cayó en el patio de la casa del presidente de la Asociación de Vecinos de José de la Quintana, García Montaño, aunque su vivienda no sufrió daños.

El disparo de aviso. Cerca de las 19.05 los seis paracaidistas ya habían aparecido, todavía conmovidos por el suceso. En ese marco, un disparo alertó a todos. La consigna había sido clara: “Si encuentran al piloto efectúen un disparo”.

Minutos después, uno de los policías se acercó a otro que custodiaba el fuselaje y le hizo una señal con su dedo apuntando hacia el suelo. El piloto había sido encontrado muerto. Uno de los perros de rescate había hallado el cuerpo del joven oriundo de Salta.

Minutos más tarde, la policía judicial comenzaba los peritajes en la zona. Las causas de la muerte del piloto no fueron establecidas aún. Investiga la Comisión de Investigaciones Aéreas, que, entre otros interrogantes, deberá responder por qué se autorizó el vuelo cuando la tormenta ya se avizoraba.

Fte  y fotos La Voz del Interior

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *