Salta presente en la Feria Internacional del Libro

Bajo el lema “Festejar con libros 200 años de historia”, se abrirá al público la 36º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, del 22 de abril al 10 de mayo, en el Predio Ferial La Rural. Salta, su cultura y su producción literaria tendrán su stand en el evento editorial más importante de Latinoamérica y uno de los mejores posicionados en el mundo. Allí, la provincia expondrá una joya de su patrimonio: la Imprenta de la Patria.


La Provincia tendrá su lugar en el stand 420 del Pabellón Azul. Será un espacio destinado a la exposición y venta de 840 ejemplares en total, que incluyen 185 títulos diferentes de 90 autores salteños. El material abarcará no sólo producción literaria sino también científica y de investigación. Habrá además proyección de videos que reflejarán el quehacer cultural de la provincia, presentaciones, diálogos, música, poesía, firma de ejemplares y degustación de productos regionales.

Por otro lado, y con el objetivo de enriquecer la propuesta del stand, durante toda la Feria se expondrá la Imprenta de la Patria, símbolo de la palabra escrita que impulsó la libertad de Sudamérica.

La participación de la provincia se verá enriquecida con la realización de actividades paralelas y relacionadas con Salta, organizadas por el Gobierno de la Provincia a través del Ministerio de Turismo y Cultura y la Secretaría de Cultura.

Sobre la Imprenta de la Patria

En 1824, cuando pocas provincias tenían imprenta, Salta gestionó ante el gobierno de Buenos Aires la compra de la Imprenta de los Niños Expósitos, llamada entonces Imprenta del Estado. De ella salieron las proclamas revolucionarias y los primeros documentos patrios. En reconocimiento a los servicios prestados por Salta en la independencia, el presidente Rivadavia la donó a la provincia durante el gobierno de José Arenales, quien la instaló allí como Imprenta de la Patria y contrató a Hilario Ascasubi, joven linotipista de 17 años. Ascasubi editó “La Revista Mensual de Salta”, que se publicó desde septiembre de 1824 hasta marzo de 1825. La imprenta había llegado a Córdoba traída por los jesuitas, en 1764 y prolongó su vida útil hasta el año 1928, imprimiendo periódicos en Cafayate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *