55 años del Muñeco Pepito


El Próximo 17 de Abril El Muñeco Pepito cumple 55 años de vida artística junto a Rodolfo Aredes, lo recibió Abrahán Guitter ebanista, tallador, imaginero que conoce a Richard Smith (Rodolfo Aredes) en una quermés realizada por la iglesia Santa Rosa de Puerto El Callao,(Perú) cuando Abrahán descubre al ventrílocuo, allí supo que podía concretar su sueño el de que una de sus imágenes hablaran, lo invito a su taller y le contó su sueño, pidiéndole que le permitiera regalarle el personaje que crearía exclusivamente para él, realizando una caricatura de su propio imagen para que pareciera su hijo.

El tiempo que tardaría en tallarlo y terminarlo serían tres meses, Richard Smith continua con su gira por el Perú y regresa a buscar al muñeco a fines de Marzo y se encuentra con la noticia que el amigo Abrahán (86) había fallecido, su hija no quería entregárselo pues era la ultima obra de su padre, al final accede a prestárselo para verlo hablar y el espectáculo fue en la presentación de una reunión inaugural de la Confitería Casino en Lima el martes 17 de Abril de 1956.

Richard Smith muy nervioso por lo suntuoso del espectáculo y por tener un personaje nuevo que acababan de dárselo al pies del escenario, sorprendido con él se dio cuenta que no le habían puesto nombre por lo que por lo que le pregunto como se llamaba y el personaje respondió Pepito, allí nació este personaje.

La función fue un éxito la hija de Guitter sorprendida y emocionada se dio cuenta que no podía acallar el sueño de su padre y se lo entrego al ventrílocuo, para que Pepito viviera por siempre de allí en mas conformaros este singular dúo.

De regreso a Salta se dedican ha realizar funciones gratis para los niños en escuelas inhóspitas de zonas refavorables y se dan cuenta que los lugareños tenían otras necesidades que ellos (Ventrílocuo y muñeco) podían conseguir, he inician en 1962 su carrera solidaria realizando funciones en las ciudades a canje de mercadería para llevarla a los que menos tienen, mientras continua con su actuaciones artísticas en distintos eventos, peñas festivales y teatros del país que aplaudieron al ventrílocuo mientras se solidarizaban con el personaje, el dúo gano mas de un centenar de premios y menciones en su larga carrera artística solidaria, represento a Salta y el País en tres oportunidades en certamen internacional, colaboro con la ciencia, realizando terapia para niños, con el Dr. Florencio Escardo (1964),

Participo y fueron artífice de cuantas campañas solidaria hubiera llevando alegría y soluciones a los que menos tienen de esta manera en ese reconocimiento se ganaron el corazón de los sáltenos.
Quizás sea uno de los pocos, “por no decir el único”, que aun se mantiene en los escenarios que proviene de la década del `50 del siglo pasado, fue numero obligado de cuantos festivales y espectáculos se realizan en la provincia acompaño en los escenarios a grandes figuras nacionales e internacionales de todos los tiempos y de todos los géneros.

Fue permanentemente defensor de los derechos y la libertad de expresión, vivó a Perón a pesar de la Ley 4161/56 y fue la única voz que tenían los justicialistas sin que los gobiernos de facto pudieran callar, aunque el ventrílocuo actuaba de verdugo asignándolo a una celda de cuero, hasta la próxima función.

Reconocimientos

El Gobierno de la Provincia (Dec. N° 511/06). Declarado de Interés Provincial.
La Municipalidad de Salta (Res. N° 039/06). Declarado de Interés Municipal.
Varias entidades de bien público lo nombraron Socio Honorable,
El Consejo Deliberante de la Ciudad de Salta lo nombra Ciudadano Notable (Res. N° 58/09).
La Cámara de Diputado de la Nación , Expresar Beneplácito por trayectoria artística y compromiso solidario (Exp.1181-D-2006).
La Cámara de Diputado de la Provincia de Salta “Interés Cultural para la niñez” (Exp, 91-21848/09),
La Federación Gaucha Argentina Lo Nombra Socio Honorable (2006)
La Confederación Gaucha de Río Negro Lo nombra Socio Honorable (2006)
Hizo feliz a mas de tres generaciones de sáltenos y aun con sus 55 años podemos verlo diariamente en las peñas o en fiestas particulares y grandes festivales del país.
Varios Poetas salteños dedicaron su musa a este personaje que es parte del folclore salteño, entre ellos Jaime Dávalos, Cesar Perdiguero, Hugo Alarcón, Yuyo Montes, Jorge Díaz Bavio, Antonio Vilariño entre otros.

Sobre el Muñeco Pepito

«Yo, a el muñeco Pepito, lo veo y lo siento como arquetipo de una realidad argentina y latinoamericana; lo siento como expresión de todos los Pepitos con lo que nos cruzamos a diario. Para mí, no es sólo un muñeco de fantasía o una persona escondida: es un personaje que existe y en él están fundidos muchas personas que yo he conocido, que han sido mis amigos, con los que me he mezclado, con los que he jugado en las calles y con lo que fui a la escuela o a la universidad y que he vivido y vivo aun desde siempre en esta provincia.

También es una parte de mí mismo, tal vez por pertenecer a los sueños: no me identifico ni puedo identificarme totalmente con él, por que yo no fui un niño de las villas miserias, aunque fuera pobre en mi niñez, no soy estricto ni quisquilloso, aunque como él muchas cosas me fastidian. No pertenezco a su clase, la de tener valentía para expresar todo lo que le pasa, de lo que nosotros no somos capaces ni de hacer ni de decir, yo no seria capaz de jugarme como él se juega, aunque pague muy cara su verdad, a sabiendas que terminara aislado en una valija, solo por decir lo que siente. Insisto, él no es una persona real y concreta, sino un muñeco símbolo que Aredes agita para sacudir la conciencia de la gente.

Simpatía, claro que le tengo; compasión nunca; y quererlo sí, lo quiero. Es más que eso, quiero que para nadie sea sólo un muñeco, sino un personaje que vive dentro de uno y que rechaza como un agravio a aquel que lo considere y lo siga considerando solo un muñeco. Pepito es Pepito y su voz no pide limosna, reclama justicia; en consecuencia pone a la gente ante esa disyuntiva; los cretinos compadecerán y harán beneficio con los Pepitos que viven en nuestros barrios; los hombres y mujeres de bien, les harán justicia y sabrán escucharlo, es la voz de un pueblo que también es castigado por los que no lo quieren, solo por ser libre de decir lo que siente. De eso se trata».

Hoy cumple cincuenta y cinco años este personaje, caro a nuestros sentimientos y espero que lo tengamos por muchos más, pero la vida continúa y no hay nada más cierto que un día viene tras el otro, y aunque Pepito es intemporal, quien le da vida es un humano y todo llega, tarde o temprano. Digo.., que estamos esperando para agradecer tanta alegría, por un trabajo fundamentalmente solidario, ya que difícilmente alguien pueda conocer la provincia de Salta, tan por dentro como este dúo sólo por amor a la gente o amor a lo que hacen. Quizá no esta en él el animo de hacerlo por los otros, pero si por él mismo, de seguro que este muñeco goza con sólo ver feliz a un niño, pero para esto debe pagar, tener tiempo y viajar mucho. Aunque el sacrificio obligando sea de Aredes que tiene que llevarlo.

El Espectador

El Ventrílocuo (Rodolfo Aredes, el único que conozco)

El ventrílocuo tradicionalmente se presenta con un personaje con el que comparte un dialogo que en realidad es un monologo. Lejos de los ambientes habitualmente relacionados con este tipo de personajes, podemos buscar sin embargo su esencia, descubriendo la locura del artista.

El muñeco, es la mascara del ventrílocuo que tiene un valor terapéutico enorme. Este pequeño personaje concilia lo propio de una persona y ayudar a la persona que lo lleva a tomar otra identidad, con la gran particularidad de que al mismo tiempo deja al artista libre, para que pueda ver al mundo desde esta otra identidad, y también para que el pueda dejar que el mundo lo vea mientras evoluciono en esta otra identidad.

Esta particular aproximación nos da la posibilidad de explorar nuestro mundo interno con una mirada directa llena de humor, exenta de culpa, a través del juego y de la espontaneidad, de la comunicación y de la aceptación de lo que sencillamente ocurre dentro de la persona.

En este sentido este trabajo nos permite acceder al realidad interna de la persona de una forma extremadamente directa, y permite que un camino diferente y sanador se abra ante ella.

Las técnicas del ventrílocuo se basan en un concepto básico: ser uno mismo. (Hombre-Muñeco-Niño)

A partir de ahí, todo esta permitido. En el personaje, las disonancias entre sentir y actuar no funcionan. La falta de sinceridad convierte el escenario del personaje en su tumba. No ver al otro, no sentir el público, no jugar las leyes del aquí y ahora, convierten el espacio en una jaula dónde el personaje se quedara solo. Su representación desmonta las mentiras y los juegos del Ego, hasta que el ventrílocuo contacte con su esencia y pueda finalmente desvelarnos un sencillo drama: su ansía de tener un sitio en este mundo, de pertenecer siendo el muñeco.

Entonces, Sentir y Aceptar: El deseo y la necesidad de atraer la atención y sin embargo la imposibilidad de mostrarse de verdad, pues él es el muñeco y el muñeco es él, la emoción que surge cuando se establece una comunicación sincera, que supone quedarse en blanco, sin inspiración interna y sin respuesta del público, la sensación de que esta haciendo el mayor ridículo de su vida, y aún así dar rienda suelta a la fantasía y a la locura, la dificultad en salir de los roles y trampas cotidianas del carácter, y sin embargo la lucha que ocurre en el interior de la persona en su búsqueda de la felicidad, una vez puesto en El Personaje puede abordar los temas claves: el amor, el miedo, la agresividad, la soledad, el sufrimiento, la envidia, la lucha por el poder, el rechazo, la sexualidad, la muerte, no tiene ningún terreno prohibido…

Su actuación nos conecta con unos sentimientos primarios que él expresa por nosotros, facetas de nuestra personalidad que normalmente nos asustan. El nos da la posibilidad de mirar las a la cara y celebrar el encuentro, en vez de promover el rechazo.

En definitiva el ventrílocuo es enseñarnos, tal como uno es, dándose el permiso y la libertad, bajo la protección del personaje, de sentir y comunicar con los demás lo que en “mí” me ocurre en este momento. Entonces darse cuenta de que el público (el mundo) solamente “recibe” al personaje cuando es sincero, mostrando y compartiendo su verdad, por loca que esta sea y cree lo que ve…., El Muñeco tiene vida.
La experiencia como profesional de la escena lo convierte en docente que los años le ha enseñado cuanta luz se desprende del encuentro de cada persona con su muñeco, cuanto alivio aporta esta celebración de la totalidad del ser, a través del juego cómico y poético del muñeco propio de cada uno.

Alguien dijo una vez:
“Bienaventurados los que se ríen de si mismos, nunca les faltara material de que reír…”
El Concurrente

Invitación:

El Próximo Martes 24 de Abril a horas 20.- en La Casa de la Cultura (Caseros 450- Salta) se lanzara el ciclo de Diálogos 2012, es un ciclo de Entrevistas Publica que se realiza a artistas de la provincia con el fin de ofrecer al público la posibilidad de conocer, la cultura y el arte de nuestra tierra.

Organizado por La Secretaria de Cultura y conducido por la periodista Patricia Patocco, este ciclo propuso, para la apertura al ventrílocuo Rodolfo Aredes que en una charla pública y directa, hablara no solo sobre él, su muñeco y sus carreras, sino de la realidad, del pasado y el futuro de nuestra Salta, su trabajos solidarios, sus sueños, sus anhelos, su familia y de su rica trayectoria como artista, desde sus orígenes en el circo que le brindo la posibilidad de ser payaso, clown, malabarista, fakir, maestro de ceremonia, mago y ventrílocuo, desempeñándose como mecánico, pintor, carpintero y otros tantos oficios que la vida lo obligaba a aprender y a realizar para subsistencia.

Los esperamos es entrada libre y gratuita

Usted y su familia están invitados a participar y ser protagonista de este – Dialogo 2012 -.

Agenda esta fecha: Martes 24 de Abril Hs 20.- Casa de la Cultura , Caseros 450, de la Ciudad de Salta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *