La Presidenta anunció un aumento de 25,9 por ciento en la Asignación Universal por Hijo

La presidenta Cristina Fernández anunció en un acto en Casa de Gobierno el aumento de la Asignación Universal por Hijo (AUH), de 270 a 340 pesos, con un incremento del 25,9%. También aseguró que habrá un aumento y una “armonización” en las Asignaciones Familiares que cobran los trabajadores registrados, para evitar inequidades.

La Jefa de Estado sostuvo que el Estado debe hacer hincapié en la protección de “los sectores más necesitados”. Y reclamó a los empresarios que la decisión no traiga aparejado un aumento de precios.

La Jefa de Estado informó que para las arcas del Estado “significa un incremento de $5.200 millones más”, por lo que la erogación total para “cubrir a nuestros niños menores de 18 años” pasará a ser de 29.360 millones de pesos al año.

Por otra parte, la mandataria aseguró que habrá “una adecuación de las Asignaciones familiares, una armonización” para evitar inequidades. Indicó como ejemplo que “había un segmento que iba de 5.200 a 7.000 pesos que no recibía ninguna transferencia del Estado”.

La Presidenta puntualizó que se descubrió que “estábamos en un sistema imperfecto: hablábamos de familia, dos personas que conviven, sosteniendo a sus hijos, y en realidad se tomaba el ingreso de uno solo”. Como ejemplo, dio el caso de “una persona que percibe más de medio millón de pesos” por ser un alto ejecutivo y descuenta el proporcional de sus hijos en el Impuesto a las Ganancias, pero “su esposa, que cobra 3 mil pesos” percibe a su vez la asignación familiar.

Cristina Fernández resaltó que “son 63.331 familias, donde uno de los dos cónyuges cobra más de 50 mil pesos y se le hace el descuento de Ganancias, pero su otro cónyuge cobra la asignación familiar”. “Para eso hemos cambiado el paradigma. Una asignación familiar es una protección para las familias y para los chicos”, enfatizó.

La Jefa de Estado aseveró que se debe hacer “un fuerte hincapié en los sectores de menores recursos, si el Estado hace un esfuerzo lo hace para asistir a los sectores que más necesitan”. Remarcó que mientras que cada peso que el Estado transfiere al 10% más pobre de la sociedad se multiplica por 3,68 en la actividad económica, en el 10% más rico su impacto es de solo 2,38 “porque tienen más capacidad de ahorro, no consumen o consumen afuera, mientras que los que más lo necesitan lo consumen en alimentos, ropa, útiles”.

«Esto significa poner en el mercado y en las familias cinco mil doscientos millones de pesos más», ponderó la Presidenta, y al describir la magnitud, sostuvo: «Para que tengan idea del esfuerzo, esto significa casi 2 puntos del PBI, hablando únicamente de Asignación Universal por Hijo, del régimen de asignaciones familiares por embarazo y de las no contributivas por discapacidad, que pasan también de 1080 pesos a 1200 pesos».

Por dicho motivo, la Presidenta pidió “a todos los supermercados, a todos los formadores de precios, que habida cuenta que han cerrado todas las paritarias, los servicios públicos no aumentan desde hace mucho tiempo”, no haya un corrimiento de los precios a partir del aumento en las asignaciones. “Cuando hablamos de aumento de precios, pareciera que es el gobierno el que aumenta los precios, cuando son los empresarios”, remarcó y pidió que “sean los propios argentinos” los que controlen que los precios no aumenten.

“Estamos garantizándole a los empresarios que los argentinos van a consumir. Ellos tienen que garantizarle calidad, servicio y precio, porque estamos en un mundo que está siendo sostenido por el mercado interno”, aseveró la mandataria. Y subrayó que “es muy importante entender este esfuerzo que hacen todos los argentinos, cuando todo el mundo habla de descuentos, de recortes salariales”.

La Presidenta admitió que “lo ideal sería que todos ganaran lo suficiente como para que el Estado no tuviera que pagar asignaciones familiares, ni que tuviera que pagar asignaciones universales, porque todos tuvieran trabajo”. Pero resaltó que “los recursos no son elásticos y hay que administrarlos”.

“Estamos dando un aumento considerable, en momentos en que ha caído la actividad económica, pero vamos a recuperarla, porque tenemos fe y porque trabajamos mucho”, sostuvo la mandataria. Y agregó que hizo este anuncio a través de la cadena nacional para “que todos los argentinos conozcan sus derechos y tengan acceso a la información que a todos les importa”.

La Presidenta de la Nación estuvo acompañada durante el acto por el gobernador de Misiones, Maurice Closs, el jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, el ministro de Salud, Juan Manzur, y el director ejecutivo de la ANSES, Diego Bossio.

Fuente: Presidencia de la Nacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *