Avanza en la Corte el amparo para proteger al yaguareté

Tras ser presentado por Greenpeace frente a la Corte Suprema de Justicia de la Nación el pasado julio, el amparo judicial en nombre y representación del Yaguareté que habita en el Gran Chaco argentino tuvo un avance positivo: la procuración general de la Nación dictaminó que la causa es jurisdicción de la Corte.

Cabe recordar que este amparo fue el primero en la historia jurídica de nuestro país en ser en nombre de una especie y de los Derechos de la Naturaleza. Si bien hubo anteriormente acciones judiciales en nombre de orangutanes y chimpancés, por los zoológicos de Mendoza y CABA, estos se realizaron en nombre de un ejemplar. En cambio, esta acción de amparo se realizó en nombre y representación de la totalidad especie Yaguareté que habita la ecorregión del Gran Chaco argentino.

La demanda se realizó contra cuatro provincias -Chaco, Salta, Formosa y Santiago del Estero-, donde se encuentra el hábitat del yaguareté, y el Estado nacional, por no cumplir la ley Nacional de Bosques. El reclamo al máximo tribunal es para que se “permita que dicha especie pueda seguir existiendo, gozar de sus ecosistemas, manteniendo sus planes de vida, salud, bienestar, alimentación, libertad, reproducción y seguridad de los últimos menos de 20 sujetos vulnerables”.

“Un avance en el camino hacia la protección del yaguareté como especie es siempre positivo”, dijo Enrique Viale, asesor legal de Greenpeace y letrado patrocinante de la causa. “Como parte de la Naturaleza, los yaguaretés tienen derechos. La Justicia debe contemplarlo, así como reconoce derechos a las empresas, que son entes abstractos, ficciones, e intangibles. La Naturaleza y sus especies son reales, vivas y tangibles”.

El amparo presentado incluye el pedido para que se garantice “Deforestación Cero” en los territorios donde vive la especie, se ordene la conservación de los corredores biológicos del Gran Chaco Argentino, se prohíba su degradación, fragmentación y deforestación. Además, solicita que se prohíban las recategorización (autorización para desmontar en áreas protegidas por la ley) en las provincias demandadas y se anulen las que fueron otorgadas en Chaco y Salta. Por último, solicita que se otorguen los fondos establecidos en la Ley de Bosques y se implemente un Plan de Manejo sobre el Yaguareté, como lo dispone la Ley Nacional Nº 25.463 que lo declara Monumento Natural Nacional,

La población estimada en Argentina es de 250 individuos (aproximadamente 160 individuos en la Selva de Yungas, alrededor de 80 en la Selva Paranaense, y menos de 20 en la región del Gran Chaco). La población de yaguaretés en la región chaqueña se encuentra aislada de las otras dos presentes en la Argentina y se ha producido una importante disminución en los últimos diez años, por lo que ya no se encuentra ejemplares en zonas en las que habían sido reportados.

Fuente: prensa Greenpeace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *