Gendarmería secuestró bultos abandonados con 66 kilos de cocaína, 1.780 atados de cigarrillos y 20 kilos de hojas de coca

Efectivos de Gendarmería dependientes del Escuadrón 20 “Orán” mientras efectuaban controles vehiculares sobre la Ruta Nacional N° 50, a la altura del sector denominado “Agua Linda”, observaron la aproximación de varios automóviles al puesto de control, cuyos conductores hicieron caso omiso a las señales de detención y a 300 metros realizaron una maniobra brusca en “U”, emprendiendo una veloz huida.

Consecuentemente, los funcionarios divisaron que los ocupantes de los rodados descendieron con bultos sobre sus espaldas y se introdujeron en la vegetación.

Ante este hecho, los uniformados llevaron a cabo un intenso rastrillaje por el lugar, donde hallaron abandonados dos bultos que contenían 178 cartones de cigarrillos, 64 “ladrillos” con una sustancia blancuzca y otros tres bultos con hojas de coca.

A los efectos de resguardar los elementos encontrados, los gendarmes procedieron a trasladar el procedimiento al asiento de la Subunidad para efectuar el pesaje y el conteo de los mismos. Allí, efectivos de Criminalística y Estudios Forenses realizaron las pruebas de campo Narcotest, las cuales arrojaron resultado positivo para cocaína con un peso total de 66 kilos 200 gramos.

Además, el personal de la Fuerza decomisó un total de 1.780 atados de cigarrillos de origen extranjero y 20 kilos de hojas de coca, en infracción a la Ley N° 23.737 y Ley N° 22.415, por orientación de la Fiscalía Federal de Tartagal.

GNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: