Advierten que se registra un aumento en el encarcelamiento de mujeres embarazadas en establecimientos federales del país

La Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN) de la Nación informó que a partir del año pasado comenzó a registrarse un aumento en la cantidad de mujeres embarazadas y de mujeres con hijos/as conviviendo en cárceles federales. El alza en cantidad de casos revirtió la tendencia decreciente que se registraba desde 2018 y que se había pronunciado durante la pandemia de COVID-19.

Las conclusiones surgen de los números informados en la última semana de cada año, desde 2014 a 2022, por parte del Servicio Penitenciario Federal. A partir de ello, la PROCUVIN señaló que, de 22 mujeres embarazadas y 43 que convivían intramuros con algunos de sus hijos e hijas en 2014, se pasó a 8 y a 36, respectivamente, en 2018. El descenso continuó hasta 2020, cuando se registró 1 mujer embarazada y 4 que vivían con alguno de sus hijos/as. Pero en 2021 hubo 7 mujeres embarazadas y 3 que vivían con alguno de sus hijos/as, mientras que en el año en curso se registran 12 y 6, respectivamente, para esas categorías.

El informe de la procuraduría especializada, titulado Mujeres embarazadas, madres y niños/as en cárceles, aborda el fenómeno del encarcelamiento de mujeres embarazadas, madres que conviven con sus hijos/as en el penal y de los niños y niñas que viven en contextos de encierro con sus cuidadoras principales.

La PROCUVIN caracteriza a este colectivo como parte de “poblaciones particularmente vulnerables sobre las que existen previsiones específicas que pretenden garantizar su protección y el ejercicio de sus derechos, reconocidos tanto a nivel internacional como en la normativa local”. Por tal motivo, esta oficina señala que la tendencia alcista del año 2021 y lo que va del año en curso constituyen una señal de atención, especialmente por el marco normativo en que se produce, que tiende a la protección de este grupo.

En sintonía con las recomendaciones de organismos internacionales, la PROCUVIN destaca que la normativa reciente promueve cada vez más una ponderación concreta y precisa de cada caso, de acuerdo -entre otras variables- a las características personales y al contexto de las personas perseguidas penalmente. En esa línea, resalta el enfoque diferenciado que la Corte Interamericana de Derechos Humanos aborda en la Opinión Consultiva 29, donde se pone el foco en la adopción de medidas especiales, tomándose en cuenta las pautas y criterios en materia de atención en salud física y psicológica especializada durante el embarazo, parto y posparto, que deben guiar la actuación e implementación de las políticas penitenciarias.

Cifras

El análisis de la PROCUVIN de la información surgida de los reportes del SPF durante de la última semana de los últimos ocho años refiere el siguiente detalle:

En 2014, de 735 mujeres alojadas en cárceles del SPF, 22 estaban embarazadas, 43 vivían con algunos de sus hijos/as en la unidad de detención y 47 niños/as convivían en prisión con sus madres.
Para 2015, de 730 mujeres alojadas en cárceles del SPF, 13 estaban embarazadas, 33 vivían con algunos de sus hijos/as en la unidad de detención y 33 niños/as convivían en prisión con sus madres.
En 2016, de 796 mujeres alojadas en cárceles del SPF, 12 estaban embarazadas, 31 vivían con algunos de sus hijos/as en la unidad de detención y 31 niños/as convivían en prisión con sus madres.
En 2017, de 955 mujeres alojadas en cárceles del SPF, 19 mujeres estaban embarazadas, 39 vivían con algunos de sus hijos/as en la unidad de detención y 43 niños/as convivían en prisión con sus madres.
En 2018 de 1135 mujeres alojadas en cárceles del SPF, 8 mujeres estaban embarazadas, 36 vivían con algunos de sus hijos/as en la unidad de detención y 38 niños/as convivían en prisión con sus madres.
Para 2019, de 1089 alojadas en cárceles del SPF, 4 mujeres estaban embarazadas, 24 vivían con algunos de sus hijos/as en la unidad de detención y 24 niño/as vivían en prisión con sus madres.
En 2020, en cárceles del SPF se advierte un descenso del 35% de la población de mujeres detenidas, con 697 mujeres alojadas. De todas ellas, se registró 1 mujer embarazada y 4 que vivían con alguno de sus hijos/as en la unidad de detención; y 4 niño/as que vivían en prisión con sus madres. Los descensos se asociaron a las medidas sanitarias de prevención debidas a la pandemia por COVID-19.
Según los datos del 2021, de 712 mujeres detenidas en cárceles del SPF, 7 mujeres estaban embarazadas y 3 vivían con algunos de sus hijos/as en la unidad de detención, mientras que 3 niño/as vivían en prisión con sus madres.
En 2022, de 764 mujeres detenidas en cárceles del SPF, 12 mujeres están embarazadas, 6 viven con algunos de sus hijos/as en la unidad de detención y 6 niño/as viven en prisión con sus madres. Así, se revierte la tendencia de descenso asociada al contexto de pandemia por COVID -19.

Metodología

Los datos procesados son el producto de la sistematización y análisis de la información producida por el Servicio Penitenciario Federal (SPF) durante el período 2014-2022. Entre 2014 y 2017 el SPF remitía partes semanales, pero a partir de entonces los publica y pueden descargarse desde su web institucional.

El Área de Análisis e Investigaciones Interdisciplinarias de la PROCUVIN registra, sistematiza y procesa esta información como insumo estadístico descriptivo, pero también como herramienta de análisis del sistema carcelario.

Los informes son elaborados a partir de los datos de la última semana de diciembre de cada año. Esta decisión busca representar el último dato del período, independientemente de sus movimientos previos, siempre considerando que la población alojada varía diariamente.

MPF Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: