Ante el avance de enfermedades venéreas plantean volver a visibilizar las campañas de prevención de enfermedades de transmisión sexual

El pasado miércoles la Comisión de Salud Pública y Seguridad Social del Senado recibió a la jefa del Programa de VIH, ITS y Hepatitis del Ministerio de Salud Pública, Laura Caporaletti y al presidente de la Asociación Trébol y secretario de Redar a nivel nacional, Joaquín López.

El encuentro fue presidido por el senador Manuel Pailler y contó con la participación de los legisladores, Dani Nolasco y Carlos Ampuero.

En su transcurso los invitados agradecieron al Senado la aprobación de la adhesión de la provincia a la Ley Nacional N°27675 “Respuesta integral al HIV, Hepatitis Virales, otras infecciones de transmisión sexual (ITS) y Tuberculosis (TBC)», que actualmente se encuentra en revisión en la cámara de Diputados y se refirieron a los criterios con los que se deberá reglamentar la normativa una vez que sea aprobada.

Caporaletti dijo que la diferencia entre la nueva Ley nacional con la anterior Nº 23.798 radica en que la primera tenía una mirada más orientada a criterios biológicos o médicos, mientras que la actual Ley N°27675 tiene una visión más amplia, donde incorpora criterios de inclusión social de las personas con VIH.

En ese sentido, Pailler aclaró que el cambio de paradigma entre ambas legislaciones tiene que ver con que a fines del siglo XX se veía al Sida como una enfermedad terminal y hoy la medicina y la ciencia lograron avances que llevaron a etiquetarla como una enfermedad crónica.

Sobre los puntos centrales para su reglamentación coincidieron en que debe prever aspectos que favorezcan la inclusión integral de la persona que padece VIH, tales como acceso a la vivienda, al empleo, a la jubilación anticipada, a las gratuidades del transporte, incorporar la nutrición para madres con VIH y provisión de leche para sus hijos; ayuda a personas en estado de vulnerabilidad; además de otras políticas en favor de la inclusión laboral, como la no obligatoriedad de pedir análisis de VIH para el ingreso laboral o, en caso de hacerlo, que su resultado no sea un condicionante para el ingreso a las fuentes laborales.

López dijo que se debe apuntar contra la discriminación, entendiendo que el VIH no se contagia, sino que se transmite en ámbitos que no son los laborales.

Por otra parte Caporaletti planteó la necesidad de volver a visibilizar las campañas de prevención, que pasaron a un segundo plano durante la pandemia. Sostuvo que es muy preocupante el avance de enfermedades venéreas como la sífilis y acotó que el año pasado nacieron 120 niños con sífilis congénita. Hay que avanzar en detecciones, acotó.

Finalmente dijo que se necesita un abordaje más integral y en esa línea anunció que se está trabajando en “Prevención combinada” para tener una mayor llegada a la comunidad.

En ese marco dijo que se trabajará con los municipios para poder multiplicar los esfuerzos y anunció que los primeros acuerdos, llamados “Pacto de París”, se firmarán el próximo 18 de noviembre en el FIPSA con los intendentes de Metán y de Orán.

Senado Salta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: