Nación y Provincia refuerzan el Programa de Asistencia de Personas bajo Vigilancia Electrónica

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Martín Soria, mantuvo una reunión con el ministro de Seguridad y Justicia de nuestra Provincia, Abel Cornejo, en la que se llevó a cabo la firma de un acta complementaria al convenio marco existente entre ambos ministerios a fin de reforzar el Programa de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica de la cartera nacional en territorio salteño.

A través de la firma del documento se amplió el número de tobilleras electrónicas a disposición de la provincia, dotando al Gobierno de Salta de un total de 210 tobilleras para que puedan ser utilizadas por la justicia provincial.

“Desde la Secretaria de Justicia ponemos a disposición de las provincias tobilleras electrónicas para que las distintas justicias provinciales puedan implementar medidas alternativas a la prisión, como el arresto domiciliario, a personas condenadas o procesadas en el marco de una causa judicial. Gracias a este programa se garantiza un efectivo cumplimiento de las resoluciones judiciales, permitiendo descomprimir la situación de las cárceles y garantizando los derechos de las personas vulnerables que no pueden ser recluidas en prisiones, como lo son las madres de menores, las mujeres embarazadas o personas que padecen algún tipo de enfermedad o discapacidad”.

El mecanismo de vigilancia electrónica está destinado a personas adultas, condenadas o procesadas por la justicia penal nacional, federal o provincial y en condiciones de acceder al arresto domiciliario u otra modalidad de detención o ejecución de la pena, constituyendo una herramienta de auxilio para el Poder Judicial.

El Programa también promueve el acceso a los derechos de las personas que cumplen el arresto domiciliario u otra modalidad de detención o ejecución de la pena bajo la modalidad de monitoreo electrónico, brindando acompañamiento psicosocial a través de un equipo interdisciplinario, compuesto por psicólogos y trabajadores sociales. El objetivo es contribuir a la progresividad de la pena mediante el desarrollo de capacidades personales, fomentar la interacción social mediante el fortalecimiento de vínculos sociales saludables y la reinserción en la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: