Con reconocimientos al personal, el IPV celebró sus 45 años de entregas de soluciones habitacionales

Hoy el Instituto Provinial de Vivienda (IPV) celebró sus 45 años con el reconocimiento al trabajo y esfuerzo diario del personal y la entrega de placas a empleados que se jubilan de la institución en un acto que fue encabezado por el ministro de Infraestructura, Sergio Camacho, y el presidente del organismo, Gustavo Carrizo.

El organismo tiene un carácter puramente social y su principal objetivo es reducir el déficit habitacional, mejorar la calidad de vida de los salteños para que se desarrollen y crezcan como familia, además de contribuir a la planificación, al desarrollo y orden urbanístico local.

El ministro Camacho calificó al IPV como uno de los organismos más sensibles por su finalidad y al recordar que el acceso a la vivienda es un derecho marcó el trabajo en equipo para disminuir el déficit habitacional. “La visión del Gobernador y la mía es que estamos a la altura. Esta es la forma, con las gestiones y con su esfuerzo, de que todas las piezas encajen y podamos avanzar sobre ese déficit que es tan injusto”, dijo, para marcar que la visión social no está en la entrega de una vivienda sino en la conformación de un hogar.

El acto que se desarrolló en la sede central, inició con el izamiento de banderas para luego dar lugar a la entrega de plaquetas recordatorias a los recientes jubilados del organismo. Carrizo agradeció a cada una de las áreas que componen la familia del IPV por el trabajo que realizan diariamente.

Sobre el IPV

El Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV) fue creado por la ley, el 24 de agosto de 1977. Hasta entonces el organismo ejecutor era la Dirección Nacional de la Vivienda. El IPV es una entidad autárquica cuya primera sede fue en calle Buenos Aires 63. Desde 1980 funciona en Belgrano 1349.

La naturaleza del organismo es la de proyectar y ejecutar unidades habitacionales. A las grandes urbanizaciones de casas que se hicieron en toda la provincia, se suman construcciones en altura. En las dos últimas décadas, surgieron nuevos programas y operatorias que posibilitaron al IPV concretar obras mancomunadas con los municipios, dando respuestas a poblaciones rurales y aborígenes.

El IPV también construyó escuelas, centros de salud, destacamentos policiales y pavimentó numerosas calles de la capital y el interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: