Juicio a cinco Policías de la Provincia por lesiones y vejaciones contra un soldado voluntario del Ejército Argentino

Desde este viernes 1 de abril se desarrollará en la Sala IV del Tribunal de Juicio del distrito Centro, la audiencia de debate contra el sargento Mario Alberto Funes, el suboficial principal Luis Armando Quispe, el sargento ayudante Diego Alberto Cachi, el cabo Víctor Fabián Díaz y el agente Lucas Daniel González por vejaciones calificadas y lesiones graves en concurso ideal. El hecho ocurrió en julio de 2020.

El fiscal penal de Derechos Humanos, Gabriel González, representará al Ministerio Público Fiscal ante la Sala IV del Tribunal de Juicio, en la audiencia de debate contra cinco efectivos policiales como autores de los delitos de vejaciones calificadas y lesiones graves en concurso real, en perjuicio de Nestor Ramón Ávalos.

El hecho juzgado ocurrió en la noche del 29 de julio de 2020 en barrio Norte Grande, cuando los acusados ocasionaron las lesiones a Ávalos, quien, al momento del hecho, era soldado voluntario del Ejército Argentino.

La audiencia será presidida por la jueza Norma Beatriz Vera.

El sargento Mario Alberto Funes se encuentra imputado por los delitos de vejaciones calificadas y lesiones graves en concurso ideal, en calidad de autor.

En tanto, el suboficial principal Luis Armando Quispe, el sargento ayudante Diego Alberto Cachi, el cabo Víctor Fabián Díaz y el agente Lucas Daniel González fueron imputados por vejaciones calificadas, y lesiones graves en concurso ideal y en calidad de partícipes necesarios.

En octubre de 2020, la por entonces fiscal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, había requerido la elevación a juicio de la causa que tiene como imputados a los cinco efectivos policiales.

Los hechos

Los fundamentos de la acusación se basan en los informes policiales, la denuncia del damnificado, certificados médicos, entre otros elementos de convicción, cuyos contenidos resultan coincidentes respecto a la concurrencia de los hechos y de la autoría de los imputados, y surgen como suficientes para sostener que serán ofrecidos como elementos de cargo para probar en juicio que los hechos ocurrieron tal y como fueron descriptos en el decreto de imputación.

La fiscalía penal de Derechos Humanos entendió que se encuentra acreditado que el 29 de julio de 2020, aproximadamente a las 21:30, en inmediaciones de manzana 200 del barrio Norte Grande de la ciudad de Salta, los acusados, a bordo de un automóvil y en su rol de efectivos policiales, efectuaron un disparo con un arma larga que impactó en la víctima, provocándole la pérdida del ojo izquierdo.

Luego de haber efectuado el disparo y pese a haber advertido que Ávalos se encontraba herido de gravedad, los efectivos policiales omitieron prestarle el auxilio necesario para su traslado a un centro de asistencia, surgiendo así un mayor reproche penal.

fuente: MPF Salta
* foto ilustrativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: