14 de junio: Día Mundial del Donante de Sangre

La celebración fue establecida por la Organización Mundial de la Salud como jornada destinada a promover la donación voluntaria y, a la vez, reconocer y agradecer a quienes donan sangre.

La persona que dona sangre posibilita con su acción solidaria la preservación de la salud y la vida de otras personas.

En esta fecha, el ministro de Salud Pública, Juan José Esteban, destaca la importancia de este acto de altruismo. “Transmito mi reconocimiento a todos los donantes voluntarios y destaco especialmente su compromiso con otras personas que necesitan de un componente de la sangre para recuperar salud o salvar la vida”, dijo.

Por su parte, la directora del Centro Regional de Hemoterapia, Betina Saracino, brindó un especial reconocimiento “a todos los salteños solidarios que, de manera voluntaria y habitual, se acercan a donar sangre para salvar vidas, especialmente en estos tiempos de pandemia” y resignificó el aporte de los donantes de plasma recuperados de COVID-19 para tratamiento experimental de otros pacientes.

El Día Mundial del Donante de Sangre conmemora el nacimiento de Karl Landsteiner, patólogo y biólogo austríaco, quien descubrió y tipificó los grupos sanguíneos del sistema ABO, por lo cual se le otorgó el Premio Nobel de Fisiología o Medicina, en 1930. Landsteiner nació en Viena, el 14 de junio de 1868.

La tipificación de los grupos sanguíneos permitió realizar transfusiones de sangre entre personas compatibles, sin riesgo de rechazo.

Elemento vital

La ocasión es propicia para generar conciencia en la población sobre la importancia de donar sangre con regularidad, de manera voluntaria y espontánea, para garantizar la calidad, seguridad y disponibilidad permanente de productos sanguíneos.

La sangre es un elemento vital e insustituible, que no puede ser producido de manera artificial y sólo es posible obtenerlo de personas en condiciones de donar.

El lema de la celebración de este año es “Dona sangre para que el mundo siga latiendo”, con el que se destaca la contribución esencial de los donantes para mantener el pulso del mundo, salvar vidas y mejorar la salud de los demás. Asimismo, refuerza el llamamiento para que más personas donen sangre periódicamente.

En este marco, la campaña mundial se enfoca especialmente en el papel de los jóvenes para garantizar el suministro de sangre segura, ya que, por lo general, son sumamente idealistas, entusiastas y creativos. Por ello, se los alienta a donar sangre e inspirar a otros a hacer lo mismo.

Se recuerda que el Centro Regional de Hemoterapia recibe donaciones espontáneas en Bolívar 687, de lunes a viernes, en el horario de 7 a 17 y los sábados de 7 a 12.

La sangre salva vidas

Millones de vidas se salvan cada año, en todo el mundo, gracias a las transfusiones de sangre y productos sanguíneos. Además, pacientes con enfermedades potencialmente mortales ven aumentada su esperanza y calidad de vida.

La disponibilidad de sangre también permite llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos de alta complejidad.

Cuando ocurren desastres naturales o provocados por acción humana, las transfusiones de sangre permiten salvar muchas vidas. También la sangre donada desempeña un papel fundamental en la atención de la salud materno-infantil.

Todo esto habla de la necesidad de contar con donantes voluntarios que aseguren la existencia de sangre segura en cantidad suficiente y permanente para atender las contingencias de salud de la población.

Centro Regional de Hemoterapia

El Centro Regional de Hemoterapia es un establecimiento público, centralizador de las donaciones de sangre, estudio y fraccionamiento de hemocomponentes para su distribución a servicios de transfusión públicos y privados.

Fue creado en el año 2010, en el marco del Plan Nacional de Sangre, con todos los estándares de calidad establecidos en las normas vigentes. Ocupa un edificio destinado exclusivamente a su función, en un ámbito no hospitalario, como aconsejan las normas internacionales.

Este organismo centraliza casi todas las donaciones de sangre de la provincia, con un promedio de 1700 donaciones efectivas mensuales y casi 4000 productos distribuidos por mes.

Esta centralización permite establecer la seguridad transfusional como una política pública, trabajando a una escala de eficiencia, y suministrando sus productos a todos los servicios de transfusión de la provincia, siguiendo el modelo propiciado por la OPS y la OMS.

Cuenta con instalaciones muy confortables y equipamiento moderno, que incluye aparatología de última generación para determinación de grupo sanguíneo y factor RH, como también para la detección de infecciones transmisibles por transfusión, tanto para pruebas serológicas como de biología molecular con la técnica de PCR.

También posee un irradiador de sangre procedente de Alemania, que se usa para irradiar hemocomponentes (glóbulos rojos, plasma, plaquetas) destinados a pacientes inmunosuprimidos, con lo que se evita que desarrollen enfermedad “injerto versus huésped”.

Cuenta además con un móvil con el que se realizan colectas de sangre extramuros, equipado con camillas, consultorio y zona de refrigerio pos donación. Esta modalidad permite obtener donaciones en diferentes lugares, facilitando la concurrencia de voluntarios en su zona de residencia.

Las colectas externas se realizan en diferentes barrios e instituciones de la capital y en el interior provincial, con el objetivo de mantener la disponibilidad permanente de sangre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.