Paraje Las Cuevas: no pueden iniciar las clases presenciales por falta de personal de maestranza

«Ricardo Ruiz visita a sus alumnos y les entrega las cartillas de trabajo, para que los alumnos trabajen en sus hogares. Quienes pertenecen a la Fundación Alfarcito se sienten emocionados cuando recorren los cerros y se encuentran con personas comprometidas con las comunidades.

En su visita a algunas de las escuelas, la Fundación Alfarcito llegó hasta el paraje Las Cuevas con las finalidad de interiorizarse de las necesidades y proponerle un proyecto de clases prácticas de mantenimiento de huertas e invernaderos.

Al llegar, vieron a su director que venía caminando por la ruta. Los invitó a ingresar al establecimiento previo limpiarse los calzados y las manos.

Les mostró como tenía todo preparado para recibir a los niños, de acuerdo a las necesidades que impone la situación actual, alcohol en gel, sanitizante, cartelera de prevención y los bancos distantes uno de otros.

Tuvieron una charla muy amena. Le resultó muy interesante el tema de enseñarles a los alumnos el mantenimiento de las huertas y los invernaderos, que tipo de verduras son más convenientes y como cuidarlas.

Se mostró muy interesado, pero por el momento es imposible llevarlo a cabo, porque no puede dar inicio a las clases presenciales, por falta de personal de maestranza, que permita cumplir con el protocolo contra el covid-19.

Les comentó que venía de entregarles cartillas de trabajo a sus alumnos, muchos de ellos no tienen las facilidades para conectarse y participar de clases por internet.

Es una verdadera pena que esta escuela y la de Potrero de Chañi no hayan podido iniciar las clases por la falta de personal de maestranza.

Los niños no tienen las facilidades necesarias para recibir clases por internet y es fundamental que ellos sociabilicen con los demás en las escuelas, que les brinda una dieta alimentaria adecuada.

En ambos establecimientos educativos no cuentan con el personal necesario desde hace varios años, son los maestros y los directores quienes llevan a cabo estas actividades, también los padres colaboran con la limpieza y la preparación de los alimentos.

Dios quiera que pronto las autoridades puedan dar solución a estos problemas sencillos pero tan importantes para la educación de quienes serán el futuro de nuestra Patria.»
fuente: fundación alfarcito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.