Día Mundial sin Alcohol: alertan sobre los efectos nocivos del consumo excesivo de alcohol

El 15 de noviembre de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora el Día Mundial sin Alcohol, fecha establecida con el fin de sensibilizar y concientizar a la sociedad sobre los daños físicos, psicológicos y sociales que produce el consumo problemático de esta sustancia.

El alcohol es la sustancia psicoactiva más consumida en la Argentina, con un promedio en la edad de inicio que va desde los 13 a los 15 años. Su consumo, el excesivo en particular, se ha naturalizado socialmente y se ha incrementado en los últimos años, especialmente en jóvenes y mujeres. También se transformó en uno de los principales factores de riesgo en relación a los siniestros viales y los accidentes domésticos.

El consumo de alcohol provoca defunción y discapacidad a una edad relativamente temprana. En el grupo de 20 a 39 años, un 13,5% de las defunciones son atribuibles al consumo de este tipo de sustancia.

Está asociado con el riesgo de desarrollar problemas de salud tales como trastornos mentales y comportamentales, incluido el alcoholismo, importantes enfermedades no transmisibles como la cirrosis hepática, algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, así como traumatismos derivados de la violencia y los siniestros de tránsito.

Consumos

Las bebidas alcohólicas son sustancias psicoactivas que afectan a las personas en su sistema nervioso central, en la mayoría de los órganos del cuerpo, como también en los vínculos sociales que mantienen con su entorno. La mayoría de la población no suele generar dependencia al alcohol, sino que practica el denominado consumo social.

El consumo regular de riesgo es atribuido a aquellas personas que consumen más de dos medidas promedio por día en hombres y más de uno en mujeres, mientras que el consumo episódico excesivo, se refiere a las personas que beben más de cinco medidas en una sola oportunidad.

Consumo responsable

El consumo responsable de alcohol, a partir de los 18 años, implica reforzar el compromiso que debe tener, tanto la persona que toma, como la que lo acompaña, impulsando una creciente concientización de los riesgos del consumo de bebidas alcohólicas.

El Ministerio de Salud de la Nación y la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) elaboraron el siguiente Decálogo del Consumidor Responsable:

1) No permitir que los menores de 18 años consuman bebidas con alcohol: No están preparados, ni física ni psicológicamente para tolerar sus efectos. Aconsejarlos para que no las consuman. En menores de edad todo consumo es de riesgo.

2) Si se ha tomado bebidas con alcohol, no se debe conducir vehículos: La seguridad vial la hacemos entre todos. Programar una manera alternativa para regresar a la casa. Procurar que haya un conductor designado en el grupo en el cual se pueda confiar.

3) Durante el embarazo y la lactancia, la mujer no debe consumir bebidas con alcohol: Generan efectos nocivos en el desarrollo y crecimiento del bebé.

4) Evitar el consumo de bebidas con alcohol durante el trabajo, sobre todo si se operan maquinarias o se trabaja en altura.

5) Respetar los derechos de quienes no desean consumir alcohol: Si se es anfitrión, ofrecer bebidas con y sin alcohol. Procurar que haya transporte alternativo disponible para que los invitados lleguen a su casa sin riesgos.

6) Disfrutar la ocasión de consumo: Tomar despacio y alternar la ingesta de bebidas con alcohol con agua o gaseosas. De esta manera, se puede disfrutar el momento con amigos o familiares.

7) Consumir alimentos antes y durante la ingesta de bebidas con alcohol: Los alimentos aportan contenidos calóricos y de grasas, ayudando a la metabolización de las bebidas alcohólicas y reduciendo sus efectos nocivos.

8) Evitar los juegos que incentiven el consumo excesivo: Decirle no a los “fondo blanco” y las mezclas. Tener en cuenta que beber en ronda puede hacer que se tome más de lo que se pensaba.

9) Dar un buen ejemplo: Ser coherente entre lo que se hace y lo que se dice. Cuidar a las personas del entorno, alentándolas a la toma de decisiones responsables frente al uso de bebidas con alcohol.

10) Ayudar a quienes consuman de manera excesiva: Si se conoce a alguien que ingiera alcohol de manera excesiva y necesita ayuda, comunicarse con el Ministerio de Salud de la Nación: saludmental@msal.gov.ar / prevencionalcohol@msal.gov.ar

Legislación Provincial

En la provincia de Salta, desde el año 2014 rige la Ley N° 7846, la cual establece tolerancia cero de alcohol en la sangre para quienes conduzcan automotores. La ley prohíbe a los conductores ingerir alcohol, aunque sea en pequeñas cantidades.

Para los infractores, se establecen multas de 100 a 700 unidades fiscales, equivalente cada una a un litro de nafta súper, que podrá cambiarse por trabajo voluntario, la suspensión y retiro de la licencia de conducir de tres meses a un año, según la cantidad de alcohol detectado en el control de alcoholemia.

Programa de Prevención en el Uso Nocivo de Alcohol y Tabaco

La Secretaría de Salud Mental y Adicciones del Ministerio de Salud Pública cuenta con un Programa de Prevención del Uso Nocivo de Alcohol y Tabaco, destinado a la promoción de hábitos y estilos de vida saludables. Desde el programa se llevan a cabo jornadas de capacitación dirigidas a los equipos de salud, y de charlas de concientización destinadas a la comunidad en general.

Además, trabaja en la prevención y asistencia de personas con consumo problemático, facilitando el acceso a los servicios de salud pública. En caso de que una persona necesite intervención, debe acudir al Centro de Consulta y Orientación, que funciona de 8 a 17 en avenida Sarmiento 491, o llamar a los teléfonos (0387) 4318400 / 4953113.

Este dispositivo tiene como función brindar orientación, contención y asesoramiento profesional a personas con inconvenientes por consumos problemáticos de sustancias psicoactivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: